AQUI

sábado, 30 de diciembre de 2017

Mercado de capitalización de las criptomonedas creció 3350% en un año



En estos momentos, solo en un día se moviliza el doble del capital de lo que valía todo el mercado de capitalización del mundo cripto hace un año, que era de apenas USD $17,9 mil millones.

2017 es, sin lugar a dudas, el año de las criptomonedas.  Y no solo de Bitcoin, sino del ecosistema en general.  Y ha sido el año más exitoso de su historia no solo porque han subido de precio de forma exponencial sino también porque cada vez es más frecuente su presencia en los medios de comunicación y en la opinión pública.
Sin embargo, para el mundo de las comunicaciones,  Bitcoin sigue siendo la moneda líder, una suerte de jefe de la gran manada de las criptomonedas. De hecho, para mucha gente solo existe Bitcoin, pues solamente ha escuchado hablar de ella. Si ponemos la palabra cryptocurrency en Google arroja más de 38 millones de resultados directos, pero, si ponemos la palabra Bitcoin, el resultado se multiplica casi por 100: 304 millones de páginas están relacionadas con ese nombre en el buscador más famoso.
Pero esto no significa que solo Bitcoin ha ganado, ya veremos más adelante cómo, más bien, ha ido perdiendo peso dentro de su propio ecosistema.
2017: subida en cohete
Es interesante ver cómo este año se ha incrementado tanto el precio como el volumen de intercambios.
Por ejemplo, el mercado de las 100 criptomonedas más importantes tenía ayer viernes un valor de de USD $589,6 mil millones según nuestra página MercadosDiarioBitcoin, con un volumen de intercambio, solo el día de hoy, de USD $34,2 mil millones. Sin embargo, si tomamos en cuenta las 1370 criptomonedas registradas en CoinMarketCap, el mercado global de capitalización ayer fue de USD $604,4 mil millones y el volumen de intercambios de USD $35,8 mil millones. 
Pero veamos su crecimiento en un gráfico:
El 30 de diciembre de 2016, el mercado de capitalización de todas las criptomonedas tenía un valor de USD $ 17,6 mil millones, es decir, la mitad de lo que hoy se moviliza en solo un día, que es USD $35 mil millones. En esa fecha del año pasado el volumen de operaciones diarias ni siquiera llegaba a los USD $150 millones en un día.
Es decir, si comparamos las cifras del mercado global antes y ahora, el crecimiento del mercado de capitalización en un año ha sido de 3350%.
Es interesante hacer notar cómo este fenómeno es de apenas este año, como puede verse en el gráfico que antecede: Entre 2013 y  2016, si bien hubo un crecimiento, nunca llegó a ser tan alto como el de ahora. Hagamos una comparación año por año:
En diciembre de 2013, el marketcap era de USD $10,5 mil millones. En diciembre del siguiente año, 2014, se redujo a casi la mitad: 5,5 mil millones de dólares. En diciembre de 2015, se recuperó apenas un poco (pero siempre por debajo de 2013): fue de USD $7,4 mil millones. Luego en diciembre de 2016 tuvo un salto y se multiplicó por dos, casi tres: USD $ 17,6 mil millones y fue este año que esta cifra logró números jamás antes pensados, incluso superando el mercado de capitalización de Facebook.
Estos dos últimos meses del año son los que el mercado ha tenido el mayor crecimiento, logrando la cifra más alta el pasado 21 de diciembre, cuando alcanzó los USD $652 mil millones.

Dominio

Conforme el mercado ha crecido, ha sucedido un peculiar fenómeno y es que Bitcoin ha perdido su reino absoluto.  Hasta este año, la principal criptomoneda tenía una dominancia de mercado que iba del 77% en su peor momento a 96% en sus momentos de mayor brillo.  Pero este año 2017, las demás criptomonedas han ido ganando importancia y engrosando sus porcentajes dentro del ecosistema. Por ejemplo, el 17 de junio de este año Bitcoin llegó a tener una dominancia de mercado de apenas 37,81%, la menor que ha tenido: Este año 2017, en promedio, su dominancia ha sido de 50 a 55%, es decir, ha ratificado ser la más poderosa de todas, pero ha distribuido más la carga y no se ha vuelto tan monopólica como antes.
Este 29 de diciembre, su dominancia es de 41,30%.
Comparemos cómo se distribuía la torta de las criptomonedas a la misma fecha el año pasado: 87,31% era la dominancia de Bitcoin y había varias criptomonedas de las actuales, como Bitcoin Cash e IOTA, que ni siquiera existían.  Ethereum, como se ve, triplicó su relevancia en el ecosistema, pues hace un año apenas era de poco más de 4% y hoy supera el 12%.

Artículo de DiarioBitcoin
Imágenes de CoinMarketCap

Bitcoins bajo reserva tras el resbalón



Foto: Cortesía


Jesús M. Gambús A. | r2001@bloquedearmas.com
En un país en el que el papel moneda por una parte escasea, y por otra, poco o nada representa para las operaciones más elementales, hablar de criptomonedas pone a muchos en estado de alarma.
¿Qué es eso?, ¿con qué se come? No es fácil tratar de responder todas las incógnitas que derivan del bitcoin, el más popular de las más de mil criptomonedas que se abren paso por los medios digitales, incluso, muchos expertos en altas finanzas lo ven con cierto aire de sospecha.
Y la precaución parece haberles dado la razón, cuando hace solo una semana, el bitcoin, sufrió los efectos de la Ley de la Gravedad y se desplomó, al perder más de 20 por ciento de su valor.
Para tener idea de cuán duro ha sido el suelazo hay que recordar que un bitcoin costaba hace un año unos 800 dólares, y unos días antes del 17 de diciembre llegó a alcanzar un récord de $ 20.078.
La gota fría. La pérdida de valor del bitcoin ha caído como letra de vallenato en algunos venezolanos que invirtieron en él, en busca de una ganancia rápida, un refugio ante las desventuras del bolívar y una forma ideal de convertirlos en divisas, gift cards, o comprando bienes y servicios en línea.
Resulta que esa volatibilidad, una de las peores enfermedades que pueden tener las monedas, la descalifica para hacer transacciones y ser refugio de valor.
¿Cómo se gana? Hay solo dos formas de ganar dinero con los bitcoins, uno, comprándolos en internet, o dos, recibiendo recompensas a través de la minería de criptomonedas, es decir, recibiendo comisiones de las complejas operaciones hacen computadoras especiales.
Para cumplir con el primer paso, hay que ingresar a internet y buscar los sitios especializados donde se transan las operaciones. Una tarea fácil si se observa en que la publicidad de esos lugares abunda en las páginas web. Ejemplo: LocalBitcoins.
La segunda forma es adquiriendo el equipo especial y su respectivo software que realizan complejas operaciones matemáticas (entre 1.500 y 2.500 dólares por unidad ). No hace falta ser experto en manejo de computadoras.
Minería y electricidad. Como los equipos consumen mucha energía eléctrica, en parte por la utilización de sistemas de refrigeración hay un detalle a favor y otros en contra de los mineros venezolanos. El primero es el bajo costo de la electricidad por el subsidio oficial, el segundo, la deficiencia del servicio, y, el tercero, el riesgo de ser detenido por robo de energía, lo que les obliga a trabajar en la clandestinidad.
Criptosocialismo. Mientras la turbulencia con el bitcoin sigue en los mercados internacionales, el Gobierno dio un paso adelante este jueves y publicó en Gaceta Extraordinaria N° 6342 que un petro equivale a un barril de petróleo y tiene el respaldo de cinco millardos de barriles de petróleo del Bloque Ayacucho I de la Faja Petrolífera.
Y, por si fuese poco atractivo para los clientes potenciales, Maduro anunció que su proyecto tendría más respaldo con el oro y los diamantes del Arco Minero.
David Jaramillo, ingeniero en sistemas y emprendedor blockchain, cree que por ser “la primera vez que un país decide emitir un activo digital respaldado con recursos del mundo real, la expectativa es muy alta porque al tener un Estado detrás, habrá grandes cantidades de materias primas garantizando la emisión de la moneda, lo cual implica que la escala y el volumen de las transacciones que puede tomar el mercado es ilimitado”.
La otra cara de la moneda. Pero la idea del Gobierno se encuentra con una piedra de tranca.
Según el economista y diputado de la Asamblea Nacional José Guerra “no son enajenables las reservas petroleras”.
El parlamentario Elías Matta recordó también la violación al artículo 03 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos vigente: “Los yacimientos de hidrocarburos existentes en el territorio nacional, cualquiera que sea su naturaleza, incluidos aquéllos que se encuentren bajo el lecho del mar territorial, en la plataforma continental, en la zona económica exclusiva y dentro de las fronteras nacionales, pertenecen a la República y son bienes del dominio público, por lo tanto inalienables e imprescriptibles”.
“El petro no es una criptomoneda”
La naciente criptomoneda venezolana, que entrará a la disposición del público en los próximos días, según el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, no tiene los elementos clásicos de las mismas, según representantes del mundo financiero. Muchos coinciden en que el respaldo del bitcoin como de las otras fichas de canje que operan en los medios digitales es la confianza y no activos, bienes.
Por definición, las criptomonedas no están reguladas por los gobiernos, los bancos o los fondos de inversiones, y las comisiones de las transacciones son pequeñas, de allí su atractivo para los inversores y el común de la gente.
Algo diferente es lo que ocurre con el petro, sujeto a regulación del Observatorio del Blockchain en Venezuela, adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, según el Gobierno.
Para cerrar el punto, el economista, Luis Oliversos señaló que con la explica- ción del presidente Maduro lo confirma “el petro NO es una criptomoneda, es un simple título de deuda, con un activo subyacente: petróleo (o una esperanza que parece lejos con el desastre de Pdvsa). Nada nuevo”.


jueves, 28 de diciembre de 2017

Pues no, el bitcoin no está caro

Pues no, el bitcoin no está caro
NUÑO RODRIGO PALACIOS
EL bitcoin rozó 20.000 dólares la semana pasada. En verano estaba a 3.000, algo que muchos observadores consideraban aberrante (por lo caro), pues había subido un 200% en pocos meses. Hoy los 3.000 dólares no parecen tanto, porque lo vemos desde la perspectiva de los 20.000. Pero, si a este ritmo, en junio de 2018 el bitcoin vale 50.000 o 100.000 dólares, los 20.000 parecerían más razonables. Todo es cuestión de perspectiva.
No creo que el bitcoin esté caro, porque no puede estarlo. Más allá de su nombre, planteamiento de partida u origen, hoy por hoy el bitcoin es un activo financiero. Algo que la gente compra no para usarlo sino para esperar que se revalorice. Ahora, la mayor parte de los activos financieros están respaldados por algo más o menos concreto que permite valorar su precio relativo, aunque sea en teoría. Las acciones son trocitos de empresa, una apuesta por un valor o un flujo de dinero futuro. Los bonos son compromisos de cobro. Los futuros petróleo están respaldados por barriles, las inversores inmobiliarias por suelo. Incluso los metales preciosos sirven para algo (aunque sea decorar personas).

No es el caso del bitcoin. No hay nada detrás; un bitcoin representa un bitcoin. Su precio elevado depende de su escasez y de la avidez de los inversores. Su valoración se asemeja, en caso de parecerse a algo, a la de una startup: el inversor compra una idea. Pero en este caso la idea no tiene un objetivo finito o concreto (salir a Bolsa, montar una empresa, venderla a un inversor…). El bitcoin no. Es, en cierto sentido, autorreferente: atrae dinero, y el dinero que atrae hace que la idea sea más cara, lo que a su vez convence a más gente de que se trata de una inversión tan rentable como de algo muy gordo.
  • El concepto
La idea detrás de todo es, ya sabemos, la tecnología blockchain. No hay, no obstante, ninguna garantía de que en caso de que esta tecnología se generalice, el bitcoin vaya a valer más. Se podría usar masivamente el blockchain en las finanzas, o en la energía, sin que el precio del bitcoin tuviera por qué subir ni un euro.
La típica subida de 4.000 a 20.000 en un tres meses
Esta tecnología consiste en una base de datos distribuida, consolidada y encriptada de forma que no se puede alterar por parte de terceros, y que por lo tanto sirve de sistema de verificación descentralizado. Si yo le pago a usted en bitcoins todos los usuarios de la red de bitcoins saben que el dinero ha pasado de una cuenta a otra de forma segura. De ahí el objetivo primigenio del bitcoin como la tecnología del dinero sin bancos, un dinero mejor que el dinero actual.
Es, no obstante, extremadamente ineficiente para su uso masivo. Los bitcoins se crean a medida que los participantes en la red consolidan o escriben en bloques de información las transacciones realizadas, la llamada minería. El sistema premia a los operadores que realizan estas operaciones pero, como la oferta de bitcoins es fija, cada vez hay que realizar más operaciones para conseguir un bitcoin. Los cálculos apuntan a que hoy por hoy la generación de bitcoins consume tanta electricidad como 3,4 millones de estadounidenses.
La cuestión de la energía podría aliviarse mediante un proceso alternativo de minería. Pero el bitcoin es igual de ineficiente o más en la exigencias de almacenamiento de datos (todos los operadores deben almacenar información sobre todas las transacciones) y en la insuficiente velocidad de proceso de transacciones (por el mismo motivo).
  • Un sistema basado en la desconfianza
Como explican algunos críticos, el blockchain es un sistema seguro precisamente porque se basa en la desconfianza: la verificación de las cosas no depende de un fedatario, institución o cámara de contrapartida central. Depende de una serie de normas y de la información que nosotros mismos almacenamos. Y eso genera esta necesidad de almacenamiento masivo, gasto de energía y procesamiento masivo de datos.
En la isla de Yap (Polinesia) usaban piedras circulares gigantes como dinero: son escasas, cuesta mucho pulirlas y mantienen su valor en el tiempo. Como los bitcoins.
Dicho esto, no hay nada que impida que el bitcoin sea una referencia financiera sólida dentro de unos años. El dinero es fiduciario; solamente hay que convencer al resto del mundo de que lo acepte para que se convierta en tal. Por eso el oro, los cigarrillos, las conchas marinas, la sal o los inmensos pedruscos circulares de la Isla de Yap han sido dinero en algún momento de la historia. Aunque su uso masivo al por menor queda un poco lejos, sí podría ser una moneda de referencia, siempre y cuando la gran banca, la gran empresa, legisladores y bancos centrales lo crean conveniente. No veo yo que tengan muchos incentivos para ello, ni que las demenciales subidas de la cotización del bitcoin ayuden a ello. Pero es posible.
Incluso, apurando un poco, como explican en este artículo, han pasado 10 años y aún no hay un uso claro para el blockchain. En el área financiera, el mundo bitcoin es el Salvaje Oeste: puedes ganar mucho o perderlo todo. Las acciones no tienen vuelta atrás. El bitcoin solo se ha demostrado superior a otras soluciones en dos aspectos: la subida de su precio y su uso para actividades ilícitas. Ha demostrado debilidades en muchas otras, empezando por la ineficiencia, la complejidad y la vulnerabilidad no del sistema en sí, sino de los operadores (Mt. Gox). Es, como me dijeron en su día, una solución en busca de un problema.
  • El efecto de red
A favor del bitcoin juegan otro aspecto, el llamado efecto de red. La propia popularidad del bitcoin puede ser la base de su éxito al convertirlo en un estándar más allá de si sus características son o no las ideales. En condiciones de liquidez suficiente, la criptodivisa podría ser considerada como una reserva de valor generalmente aceptada. No podrá ser una moneda tal y como las conocemos, sino un conjunto de ceros y unos sin ninguna finalidad más que conservar el valor que el mundo le ha dado. Un acto de fe colectivo. Pero, al fin y al cabo, los mercados son exactamente eso: actos de fe, en los que lo de menos es la tecnología. En otras palabras, si el bitcoin acaba triunfando no será gracias a su tecnología, sino a la popularidad, justificada o no, de esta. Recuerden, estamos en 2017, y todo es muy raro.
¿Es por eso que la gente compra bitcoins como si no hubiera un mañana? Yo lo dudo. Normalmente, en las burbujas financieras (y esta tiene todos los ingredientes de una burbuja con esteroides, estilo la de los tulipanes holandeses) se compra por avaricia y después se buscan razones. La época en la que el bitcoin era una apuesta por una tecnología creo que ha pasado. Hoy es una apuesta por que venga después otro inversor al que vender a mayor precio. Algo con lo que están ganando dinero desde los pioneros (muchos de ellos habrán vendido ya) a gestores de hedge funds que, subiéndose a este carro, podrán presumir de excelencia en la gestión ante sus clientes. Luego ya vendrá otro que recoja los destrozos.
Este artículo también se ha publicado en el blog del autor en Cinco Días. Accede a través de este enlace

martes, 26 de diciembre de 2017

Venezolanos intercambian carros y casas por bitcoins a través de Localbitcoins




Los residentes en el país suramericano están haciendo un nuevo uso del sitio de intercambio p2p como forma de paliar la crisis económica y obtener criptomonedas. En vez de comprarlas con bolívares, cambian sus bienes por ellas.
Una nueva forma de trueque se está llevando a cabo en Venezuela: el cambio de bienes y objetos de valor por criptomonedas, especialmente Bitcoin.
Muchos voceros de las finanzas y medios de comunicación han definido a Bitcoin como un medio de escape a la crisis económica al que están apelando muchos venezolanos, ya sea a través de la minería o de la compraventa. En Venezuela, desde hace varios años  la inflación y devaluación de la moneda han llevado a muchas personas a comerciar y vender sus bienes personales en dólares. Hacerlo en bolívares resultaría absurdo, pues esta moneda se devalúa a diario.
Sin embargo, en el último año, ya el dólar no es la única alternativa. Con el auge de Bitcoin a nivel mundial, ya esta moneda digital se ha hecho conocida en el país suramericano.  Hay varias casas de cambio y hasta el Presidente de la República ha hablado de ella. Pero el uso ahora va más allá de la compra a través de exchanges. De hecho, ya los venezolanos hasta están ofertando -incluso a precios de remate- muchos de sus bienes en bitcoins.
Este es el caso de Rafael González, un venezolano de 45 años que está vendiendo su vehículo y acepta bitcoins como forma de pago.
González dijo que, para él, vender en BTC es un opción viable ya que tiene tiempo navegando por este mundo. Hace énfasis en la constante revalorización de la primera criptomoneda. A su juicio, en algún momento le permitirá obtener mucho más de lo que vendería su vehículo en dinero fiduciario. González no dio detalles de para que usará el dinero obtenido, pero sí comentó que espera vender su automóvil en, al menos, 0,5 BTC, que al precio de hoy serían aproximadamente unos $7.500 USD. Sobre el proceso de venta, comentó:
Pues, he publicado varias veces en la página LocalBitcoins por no dejar, pero realmente creo que la venta se dará internamente por algún contacto que sé que maneja información sobre Bitcoin. Espero poder concretar pronto, aunque realmente no tengo apuro”.

Localbitcoins, página de clasificados

González no es el único que está usando este medio. En Venezuela está ocurriendo ahora un fenómeno que quizás es único en el mundo: los usuarios están utilizando la plataforma de intercambio persona a persona Localbitcoins no únicamente para el cambio entre bitcoins y la moneda local (el bolívar), sino para canjear algunos bienes que van desde casas y autos, hasta motos, artefactos eléctricos y del hogar, instrumentos musicales, oro y otros objetos de valor que, además, en estos momentos son de difícil adquisición.
Muchos utilizan estas transacciones porque quieren irse del país y necesitan divisas; no tienen oportunidad de cambiar sus objetos por dólares, por no poseer cuentas en el extranjero y tampoco se quieren arriesgar a trasladarse con dólares físicos en el aeropuerto, debido a las restricciones que hay en el país con respecto a la tenencia de esta divisa. Entonces, Bitcoin, sin duda, se ha convertido en una alternativa para aquellos que requieren de dinero para emigrar. Pero no solo eso, también Bitcoin es, para muchos venezolanos, excelente medio para resguardar sus ahorros de una inflación de 2.000% en 2017, según cálculos del Parlamento de ese país.
Estas son algunas capturas de pantalla de oferta de venta de inmuebles y objetos a través de Localbitcoins-Venezuela:


Como puede verse, la oferta incluye desde apartamentos, casas y autos, hasta una moto, una cocina y un piano.

Irse del país con Bitcoin

María Suárez es un ejemplo de los miles de venezolanos que ha decidido irse del país para huir de la crisis económica. Está vendiendo su apartamento de 120 metros cuadrados, ubicado fuera de Caracas por 2,5 BTC, unos 30.000 USD aproximadamente  al precio actual (un precio muy inferior al que en realidad cuesta). Suárez cuenta que está siguiendo el consejo de un amigo que le recomendó esta alternativa por la constante subida de la criptomoneda y además, porque el Bitcoin puede cambiarlo por cualquier otra divisa a través de una casa de cambio online en cualquier parte del mundo. Dijo:
Soy algo nueva en este tema, pero si es una oportunidad para invertir el dinero desde antes de irme, me parece que vale la pena intentarlo”.
Suárez añadió que ha tenido pocas personas interesadas en comprar la vivienda a través deBitcoin, pero que para ella el hecho de que haya una persona interesada le demuestra lo muy en serio que se toma la gente el ecosistema de las criptomonedas. Destacó:
Realmente es una buena opción, si bien con la venta en dólares te mantienes fuera de la devaluación del bolívar, vendiendo en BTC corres con la suerte revalorizar el dinero con la subida del Bitcoin”
Artículo original de Andrés David Martínez para Diario Bitcoin
Con edición y versión de Diario Bitcoin
Imagen creada con Canva

Bitcoin sube aceleradamente hoy



La principal criptomoneda registra un aumento de 16,35%

En los últimos días los poseedores de criptomonedas han estado mareados de tanto ver subir y bajar precios. Luego de alcanzar un tope de más de USD $20.000 el 17 de diciembre, cinco días después, el 22 de diciembre, cayó a precios de alrededor de USD $11.000. Ayer, la tendencia parecía ser la de una montaña rusa, con fluctuaciones muy grandes. Hoy, en cambio, la tendencia es evidente: Bitcoin está subiendo de nuevo. Cuando son las 12:30 del mediodía en Nueva York, el precio de la criptomoneda es de USD $16.352, 16,35% más que ayer a la misma hora. El mercado comienza a despertarse y ha habido transacciones por USD $13 mil millones en las últimas 24 horas.
El mayor volumen de transacciones proviene de Bitfinex, seguido del exchange surcoreano Bithumb. Las transacciones entre Bitcoin y Verge siguen altas en los exchanges Bittrex y Binance. También en Bittrex hay un número importante de transacciones entre Bitcoin y la criptomoneda NXT.
Las demás criptomonedas que le siguen también experimentan crecimientos pero mucho más bajos que los de Bitcoin: Ethereum subió 1,35%, Bitcoin Cash 1,49%, Ripple 6,82%, Litecoin4,43%, Das 2,22% y Monero 4,92%. La criptomoneda EOS, nacida en julio de este año, tuvo un crecimiento hoy de 17% que la catapultó al puesto 11 del mercado de capitalización. Está ahora en 9,76 dólares estadounidenses. Sin embargo, no es el mejor precio que ha tenido.  El 19 de diciembre superó los USD $12. 
Reporte de Diario Bitcoin
Imagen de CoinMarketCap

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Autoridades de La India vigilan hasta a 500.000 inversionistas de Bitcoin



Hace una semana hizo “encuestas” para determinar la identidad de los bitcoiners en ese país.

El departamento de Impuestos a la Renta (TI) de la India está programado para emitir avisos a hasta 500.000 usuarios de Bitcoin que operen la criptomoneda en los intercambios en todo el país.
El departamento de Impuestos de India está ampliando su investigación sobre las inversiones y comercio en Bitcoin después de las visitas de la semana pasada a al menos 9 intercambios de Bitcoin en varias partes del país. En ese momento, se informó que la autoridad tributaria había realizado ‘encuestas’ para determinar la “identidad de los inversores y comerciantes, las transacciones realizadas por ellos, la identidad de las contrapartes [y] cuentas bancarias relacionadas utilizadas, entre otros [detalles]”, bajo la sospecha de supuesta evasión fiscal.
La operación coordinada finalmente vio a una portavoz de la autoridad tributaria admitir que la información se recaudó de los intercambios de Bitcoin y los inversores pensando en la “posibilidad de recaudar impuestos”.
Un poco más de una semana desde esas ‘encuestas’, la autoridad tributaria de la India ya está vigilando a entre 400.000 y 500.000 personas de alto patrimonio neto (HNI) en todo el país que se encontraban negociando en los intercambios de Bitcoin de la India.
Según Press Trust of India, la agencia de noticias más grande del país, fuentes oficiales revelaron que de un estimado de 2 millones de personas registradas en las 9 bolsas, alrededor de 400.000 a 500.000 eran “operacionales” como comerciantes e inversores de bitcoin.
Un alto funcionario tributario relacionado con la ‘encuesta’ declaró:
Aquellas personas y entidades cuyos registros fueron recuperados por el departamento ahora se están probando bajo cargos de evasión de impuestos. Se están emitiendo avisos y tendrán que pagar impuesto a las ganancias de capital sobre las inversiones y el comercio de bitcoins”.
Los intercambios Bitcoin de la India lanzaron un organismo de autorregulación para estandarizar las normas KYC y AML (Conozca su cliente y Contra el Lavado de Dinero) para los usuarios ya que las autoridades y los reguladores del país siguen siendo ambiguos con respecto a regulaciones o directrices claras para la industria. A principios de este mes, el Banco Central de la India emitió una advertencia pública [repetida dos veces] sobre la inversión o la adopción de criptomonedas como Bitcoin. A mediados de noviembre, la Corte Suprema de India presionó a los ministerios y reguladores del gobierno para que “regularan el flujo de Bitcoin” luego de una petición en busca de claridad sobre la legalidad de Bitcoin en el país.
Fuente: CryptoCoinsNews
Traducido por DiarioBitcoin
Imagen de Pixabay