martes, 7 de febrero de 2017

25 hábitos para conseguir la felicidad


felicidad


Hay una lista interminable de hábitos que podríamos seguir, pero aquí he decidido reunirte 25 que te ayudarán a llegar al éxito y te mantendrán satisfecho con tus acciones.
Enfócate en éstos e incorpóralos a tu rutina diaria y además de progresar, serás muy feliz.

1. Despiértate temprano

Las horas por la mañana son el tiempo perfecto para reflexionar y empezar a ser productivo. Las personas que toman en serio el éxito saben que tienen que pararse de la cama temprano.
No ser una “persona mañanera” es un mal pretexto. Pon tu alarma 15 minutos antes una semana, otros 15 la siguiente y te irás acostumbrando hasta darte cuenta que ya te despiertas 2 horas antes de tu horario normal.

2. Agradece

Pasamos tanto tiempo ‘hundidos’ en nuestros problemas cuando realmente éstos solamente son señales de vida. El único momento en el que ya no los tenemos es cuando estamos muertos así que si quieres terminar con ellos, velos de diferente manera. Así es, agradece lo que tienes, incluyendo tus problemas.
La gratitud es el camino hacia la salud, felicidad y éxito pues enfoca nuestra atención a lo que tenemos y no a lo que ‘nos hace falta’. Se trata de darte cuenta de la abundancia dentro de los placeres simples y aprovechar las oportunidades que tenemos.

3. Sonríe

Estudios han comprobado que la gente con una sonrisa genuina es más feliz en la vida. Este es uno de los hábitos que te permite encontrar tu parte emocional, mental y espiritual con tan solo sonreír.
La fisiología de nuestros cuerpos dicta la psicología de nuestras mentes. Cuando fruncimos el ceño o hacemos algo con nuestros cuerpos que indica depresión, nuestra mente lo toma en cuenta y lo hace mentalmente realidad.

4. Desayuna sano

El desayuno es una parte súper importante en nuestra vida y aún así millones se lo ‘saltan’. El dicho de “el desayuno es la comida más importante del día” es 100% cierto. Si buscas el éxito, desayuna saludable todas las mañanas.
Este hábito no requiere de mucho esfuerzo, solo de un poco de planeación. Así que si ‘no te da tiempo’, levántate más temprano.

5. Ejercítate

Uno de los mejores hábitos en la vida es hacer ejercicio diariamente. No estoy hablando de participar en maratones (que sería increíble), hablo de algo ‘relajado’ que brinde oxígeno a tu sangre y potencie las endorfinas en tu cuerpo. No solamente te sentirás físicamente mejor, también estarás más motivado y tendrás más claridad mental.
El ejercicio libera dopamina, serotonina y oxitocina al sistema dando como resultado un efecto aún más eufórico que cualquier otra droga.
El ejercicio libera dopamina, serotonina y oxitocina al sistema dando como resultado un efecto aún más eufórico que cualquier otra droga.

6. Toma agua con limón

Un hábito que tiene muchísimos beneficios es tomar un vaso grande agua con limón todos los días. Además de ser una fuente natural de vitamina C, el limón te ayuda con la digestión, mejora tu sistema inmunológico y ayuda a rehidratar tu cuerpo.
El agua sola también es importante a la hora de eliminar toxinas del sistema. Con el paso del tiempo, esto te beneficiará a la hora de perder peso, reducir inflamaciones y aumentar tu energía.

7. Camina 10,000 pasos

Mucha gente sabe de los beneficios de caminar mínimo 10,000 pasos. Aún así, tendemos a no cumplirlo.
Un estudio demostró que los habitantes de EUA caminan 5,117 pasos al día a comparación de los australianos que caminan 9,695 o los suizos con 9,650. Así que ya sabes, estaciónate lejos y toma las escaleras en lugar del elevador.

8. Incluye vitaminas y minerales

Necesitamos las vitaminas adecuadas para equilibrar los alimentos procesados y azúcares que consumimos a diario. Encuentra una buena mezcla y verás como esto impactará tu claridad mental, emocional y física.

9. Optimiza tu tiempo

Esto es esencial. La forma en que manejas tu tiempo dice mucho de lo que puedes lograr, y más considerando que todos tenemos la misma cantidad de horas al día en el mundo.
Encuentra un buen manejo de tus minutos e impleméntalo. No es difícil, sólo se trata de ser consistente. Una vez llevando a cabo esta acción en tu rutina diaria, vas a poder hacer todo lo que te propongas.

10. Establece una meta diaria

Se trata de cualquier tipo de meta que te propongas. Ya sea dentro del negocio o de lo que sea, las metas a largo plazo te direccionan a cierto lugar, pero son las diarias las que nos permiten llegar con exactitud (o a más) enfocándonos en acciones diarias.

11. Inspírate

Es difícil mantenerte motivado todo el tiempo y más cuando la vida nos pone tantos retos, pero no es imposible. Una de las mejores formas para mantenerte motivado es inspirándote diariamente.
Lee, ve películas. Inspírate de aquellos que lo han logrado. Anthony Robbins le dice a esto “la hora de poder” y queda en ti cuánto tiempo le destines

12. Ahorra e invierte

Ningún hábito en esta lista estará completo sin este. Normalmente no vemos la necesidad de ahorrar porque estamos ‘muy ocupados’ viviendo el presente, pero la verdad es que la mayoría tiene menos de 10,000 pesos ahorrados para cualquier situación que se ofrezca.
No se trata sólo se ahorrar. Tienes que invertir el dinero que guardas y hacerlo de manera inteligente. Entre más atención pongas, más será tu éxito financiero.
Tienes que invertir el dinero que guardas y hacerlo de manera inteligente. Entre más atención pongas, más será tu éxito financiero.

13. Cuida tus gastos hormiga

Bien dijo Benjamin Franklin: “Ten cuidado con los gastos pequeños, una pequeña fuga puede hundir un gran barco”.
Es fácil no ver esos gastos, pero al final suman. Asegúrate de mantenerlos en orden y no pierdas de vista tu futuro por estar tan al pendiente de tu presente.

14. Aprende algo nuevo

Edúcate y aprende algo distinto todos los días. Puede ser desde un idioma o algún software. Dedícale una hora o un par de minutos a algo hasta que se te vuelva hábito.
Ya sea que te decidas por tomar un curso, escuchar un audiolibro o ver un tutorial en YouTube, la importancia de este hábito es esencial.

15. Organízate

Cuando nuestras vidas están desorganizadas es difícil mantenernos enfocados en nuestras metas.
Tómate el tiempo de organizar tus pendientes en casa y oficina. Organiza tu lugar de trabajo y tu cuarto. No te arrepentirás.

16. Ayuda a los demás

Al momento de estar buscando lo que queremos, solemos olvidarnos de las otras personas y erramos en contribuir algo de valor a nuestro alrededor. No se trata de donar dinero, sino de brindar con tu tiempo, que aunque no lo creas, importa más que el dinero.
Esto ayuda que te enfoques a un estado de abundancia pues realmente pasamos mucho tiempo preocupados y ansiosos. Una vez llevándolo a cabo verás como tus problemas personales serán menos. Date cuenta, aquellos que ven por los demás siempre resultan ser los más exitosos.

17. Haz Networking

Claramente no se trata lo que sólo tú sabes. Hacer networking no significa aprenderte nombres, se trata de encontrar la manera de ayudar a los demás a agregar valor a la vida de los demás.
Los mejores networkers en el mundo son los más exitosos y no precisamente por haberse fijado en ellos mismos, sino por ayudar a los demás sabiendo que tal vez no recibirían algo a cambio.
Los mejores networkers en el mundo son los más exitosos y no precisamente por haberse fijado en ellos mismos, sino por ayudar a los demás sabiendo que tal vez no recibirían algo a cambio.

18. Rompe los miedos

Pasamos mucho tiempo inmersos en el miedo. Esos escenarios de ‘qué pasaría si’ pueden resultar contraproducentes.
Está bien pensar en el futuro, pero estar preocupados por el mismo tanto tiempo puede hacer que se nos olvide disfrutar el momento. Así que ya sabes: habla con un extraño, haz cumplidos y dile lo que no te gusta a los demás.

19. Toma acción

Esto puede parecer cliché, pero es algo que no hacemos siempre porque preferimos procrastinar. ¿Cuántas veces no hemos dejado para ‘después’ cosas que ya no hicimos?
La mejor forma de eliminar la procrastinación es utilizando la regla de los 15 minutos. Así es, pon tu alarma para cuando quieres aplazar algo, una vez pasado ese tiempo, es hora de seguir adelante.

20. Sigue un plan

Esto es básico para cualquier emprendedor. No importa que sea lo que buscas de tu vida, tus metas diarias o las de a largo plazo. Necesitas seguir un plan.
Si no sabes cómo vas a llegar del punto A al B, tampoco podrás cumplir tus metas. Haz un esquema, sigue el plan y si tienes que hacer cambios, hazlos, pero síguelo.

21. Disfruta el tiempo para ti

Este es uno de los hábitos en los que la mayoría fallamos. Haz una pequeña cosa que ames hacer diario, si nada tiene que ver con tu meta diaria, no pasa nada. Piensa que ésta te ayudará a relajarte y volverte a enfocar.

22. Sé positivo

Lo que te gusta atrae cosas que te también te gustarán. Cuando piensas de manera negativa atraes cosas malas, en cambio, si es al revés, atraerás cosas positivas. Es difícil mantenerse así todo el tiempo, pero no es imposible.
Ignora a los que te dicen que no puedes hacerlo y a la gente que duda de tus habilidades, verás como las cosas buenas sucederán.

23. Lee

Ya sea el periódico, novelas, o lo que sea, hazte del tiempo para hacerlo. Leer es un hábito importante que te ayudará para el resto de tu vida. Los audio libros y películas funcionan, pero nada como leer de manera “old fashion”.
Hacerlo te presentará nuevos mundos e ideas de hacer las cosas. Además te educa y entretiene a la vez.

24. Descansa

Aunque es importante despertarte temprano diario, también es fundamental descansar. Encontrar el balance adecuado puede resultar ser difícil, especialmente si tienes hijos o dos trabajos. Si te importa demasiado ser exitoso, así como tu persona, deberás dormir mínimo de 6 a 8 horas ininterrumpidas diario.
Aunque es importante despertarte temprano diario, también es fundamental descansar.
Si tienes problemas para hacerlo, no tomes café o alcohol antes de dormir. Si fumas o comes mucho azúcar probablemente tendrás problemas para hacerlo.

25. Escribe tus pensamientos

Hacer un diario de tus pensamientos es una gran manera de reflejar lo que eres y qué es lo que has estado haciendo en tu vida.
A veces la vida se va tan rápido que podemos olvidar detalles de cosas que hicimos pocos meses antes. Éstos nos pueden ayudar a tener más claridad en nuestros propósitos y esas experiencias pueden ayudarnos en nuestros retos diarios.
Escribe de tus pensamientos y mézclalos con tus objetivos y sueños a futuro.

Lévalo a cabo

De todos estos hábitos, ¿cuáles son los que practicas? ¿Realmente crees imposible poderos llevar a cabo? Yo creo que sí. Empieza hoy y te agradecerás a ti mismo para toda la vida.
Fuente: entrepreneur

Las 10 reglas de la abundancia


Abundancia

Ganar dinero y obtener riqueza no es algo carente de espiritualidad. Muy por el contrario, es la manera de realizarnos de forma plena. Para obtenerlos, se deben respetar estas 10 reglas básicas de la abundancia.
El significado que se le otorgue al dinero estará dado por nuestras motivaciones para obtenerlo. No debemos confundirnos, no es la solución mágica a todos nuestros problemas, sólo un medio para concretar sueños y objetivos. Esto significa que no es la cantidad de billetes lo que importa, sino lo que queremos obtener con ellos: bienestar, seguridad, placer, viajes, etc.
Vivir bien es un derecho
Todos pretendemos lo mismo: abundancia, bienestar, plenitud; aunque muchísimos dudamos de nuestro derecho a tales beneficios. El universo nos da testimonio de plenitud y armonía, la naturaleza manifiesta su belleza y abundancia, ¿no deberíamos nosotros gozar de los mismos beneficios?, ¿por qué no cumplir con el deseo de poseer dinero, libres de miedos o prejuicios?
En primer término es preciso confiar, creer genuinamente en la abundancia del Universo. Y, en segundo lugar, precisamos reconocer las motivaciones que nos guían y concentrar nuestra energía, sin distraernos de nuestros objetivos. Quien cierre sus ojos y sea capaz de visualizar una tierra generosa y se sienta con derecho a disfrutar de esa tierra, será capaz de alcanzar prosperidad.
Buenas decisiones
Ahora bien, una vez que estemos seguros de nuestro derecho a la abundancia, es sólo cuestión de saber elegir los métodos y tener la perseverancia necesaria para alcanzar el éxito. La confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades hará que decidamos bien.
Debemos tener presente que todo el esfuerzo, el tiempo y la energía que invirtamos, agregarán un valor extra a nuestros beneficios, pues nos permitirán desplegar nuestro verdadero potencial.
En otras palabras: aprender a ganar dinero no es tiempo perdido para el espíritu, sino todo lo contrario, ya que materializar bienes es un don positivo.
Luz interior, mente positiva
Necesariamente, la prosperidad se asocia con lo luminoso, ya que el camino de la abundancia requiere encarar la vida con una actitud positiva. Y quienes presten un servicio al prójimo, por ejemplo, los profesionales, deben estar convencidos que su esfuerzo merece ser recompensado, que es justo recibir la debida compensación por sus servicios.
Tenemos que programarnos frente al dinero y no esperar a que venga hacia nosotros. Hay que salir al encuentro de las posibilidades que el mundo nos ofrece y hay que utilizar la creatividad para transformarnos en generadores de riqueza.
Una vez alcanzada, la abundancia no debe ser un capital inmovilizado. Hay que hacerla circular para que se retroalimente y, así, expandir el círculo.
Materializar objetivos
La visualización es una herramienta poderosa. Pero, para que pueda funcionar, hay que ser conscientes de que podemos ser dueños de nuestro destino si adoptamos una actitud positiva y no claudicamos ante las dificultades.
La libertad para elegir en cualquier momento o circunstancia lo que deseamos experimentar tiene que ser una constante en nuestro camino hacia el éxito.
Las diez reglas de la abundancia
1.- Todo vuelve a quien lo crea, generalmente, tres veces. Así que, escojamos bien, porque los beneficios son enormes, pero también los perjuicios.
2.- Todo cuanto podamos imaginar es realizable. Nuestra capacidad es ilimitada. Lo imposible es una ilusión.
3.- Primero: usted. Es fundamental que desarrolle sus propias capacidades y sus medios materiales. ¿Cómo va a ayudar a los demás si no es capaz de ayudarse a sí mismo?
4.- No entre en la dinámica de la competitividad. Si no hay límites para la creatividad, para qué competir, esto supone distraer nuestra energía de los objetivos que buscamos.
5.- No desperdicie tiempo queriendo dominar a quienes lo rodean. En cuanto empiece a obtener resultados, verá que controlar a otros lo desvía de su meta.
6.- No se empeñe en acumular bienes. Si puede movilizarse hacia donde quiera y cuando quiera, podrá disponer de la autonomía suficiente para lograr sus propósitos.
7.- Debe cuidarse de intervenir en la vida de otras personas afectando sus decisiones. La intromisión en la libertad ajena, ya sea de allegados o de familiares puede involucrarlo en situaciones de difícil resolución. Podría encontrarse envuelto en un conflicto que lo desviará de sus objetivos.
8.- No comunique sus deseos más íntimos. Sus trabajos de visualización deben permanecer en secreto hasta que logre los resultados esperados; una vez obtenidos, podrá compartir su experiencia con quien le parezca conveniente.
9.- Sea coherente con las cosas que pretende. Si inicia una empresa y cambia su estrategia a mitad camino, no logrará alcanzar ninguna meta. Sus mensajes serán confusos al igual que los resultados, y usted no podrá entender esas señales contradictorias, por lo que sus decisiones resultarán equivocadas.
10.- Permanezca alerta en todo momento. Tenga plena confianza en que todo resultará de acuerdo con sus deseos. Deje que la energía que usted ha movilizado, al experimentarla, haga su trabajo y no trate de forzar situaciones. Recuerde que los resultados no siempre surgen de la manera en que los imaginó, quizás, los caminos utilizados puedan sorprenderlo, pero, no por eso serán menos contundentes. A medida que vaya logrando realizar sus sueños, verá que la plenitud y la satisfacción llenarán su corazón.

El éxito está en nuestras mentes


Bob Proctor
“Es un pensador experto. Cuando se trata de sistematizar la vida, no hay como él”, han dicho de Bob Proctor, el autor de Usted nació rico y El Secreto.
Autor: Gonzalo Pajares/gpajares@peru21.com
Es un motivador y dice que el éxito está en nuestras mentes. Con ustedes, Bob Proctor.
¿Se ha sentido un perdedor?
Claro. Lo fui antes de leer el libro Think and Grow Rich (Piense y hágase rico). Hace 50 años yo era un gran perdedor. Era infeliz, estaba enfermo y quebrado. Ganaba cuatro mil dólares por año y debía seis mil. No conseguía un trabajo decente y nadie me quería contratar porque no me entusiasmaba el trabajo duro. Un amigo me sugirió leer Think and Grow Rich y toda mi vida cambió. Me di cuenta de que ganar y perder es una decisión personal. Ganar es casi siempre una decisión consciente, mientras que perder es casi siempre una decisión inconsciente.
¿Qué es el éxito? 
La mejor definición de éxito que yo he escuchado es la de mi mentor, Earl Nightingale. Él decía: “El éxito es la realización progresiva de un ideal digno”. Mientras te diriges hacia tu ideal eres exitoso. Quizás hay días en los que sientes que no vas a ningún lado o que retrocedes, pero cuando sabes cuál es tu objetivo y que estás apuntando hacia él, es más probable que lo logres.
¿Se puede ser exitoso sin ser un millonario?
Claro. No creo que la riqueza sea un síntoma o un requisito para el éxito, pues este tiene más que ver con nuestros sueños y ambiciones que con nuestros bolsillos. Hay mucha gente que gana un sueldo mínimo pero que, aun así, ha logrado el éxito en sus áreas de interés. Earl habla de un restaurador al que le preguntaron: ¿Cuándo se volvió exitoso? El restaurador contestó: “Era exitoso cuando dormía en una banca en el parque. Sabía lo que quería y sabía que lo haría”. Su actitud era la del éxito, y no lo material.
¿Cuán poderosa es la mente?
Todo mi trabajo se basa en enseñarle a la gente el poder de la mente. El Dr. J. B. Rhine dice que “la mente es lo más poderoso de la creación”. Estoy de acuerdo. Mucha gente no entiende su mente y que ella le permite dirigir su vida. No se da cuenta de que tiene facultades mentales –la voluntad, la razón, la percepción, la intuición, la imaginación y la memoria– y que, si estas facultades maravillosas las lleva a su mundo interior, alcanzará la inteligencia universal. La mayoría de gente vive por lo que puede ver, oír, oler, probar y tocar, es decir, por sus sentidos; deja que sus cuentas bancarias, sus tarjetas de crédito o sus inversiones dictaminen sus resultados, en lugar de construir un modelo con su maravillosa imaginación.
¿Es suficiente la voluntad para lograr el éxito?
La voluntad es un factor, un ingrediente importante, pero no garantiza el éxito. La voluntad nos da la habilidad de concentración por periodos largos de tiempo. Y enfocarse así es importante para el éxito porque si estás desenfocado no vas a lograr nada.
¿La humildad es un factor del éxito?
Hay un poder que fluye por y a través de nosotros, podemos llamarlo ‘inteligencia universal’, ‘mente divina’, ‘espíritu’, ‘Dios’, lo que uno quiera. Particularmente, yo creo en Dios, creo que él hace todo con y a través de nosotros. Sin embargo, hemos recibido la habilidad de elegir lo que pasa o va a pasar en nuestras vidas. Nosotros elegimos, pero, si lo hacemos mal, Dios no interviene, no cambia nuestra vida por nosotros. Nosotros logramos exactamente lo que pedimos. El mundo funciona de una manera ordenada, mediante leyes. La ley es el modus operandi de Dios. La gente que opera con ego, que es lo opuesto a la humildad, cree que es la gran cosa. La gente que opera con humildad sabe que es un canal de este poder… y que este poder es ‘la gran cosa’, no ellos.
¿Pueden la política, la economía o las circunstancias sociales afectar nuestro desarrollo?
Si lo permitimos. Estamos entrenados para vivir de afuera hacia adentro. Es decir, dejamos que el mundo exterior dicte lo que pensamos y lo que sentimos. Mucha gente piensa que somos seres materiales con una experiencia espiritual. Eso es incorrecto. En verdad, somos seres espirituales con una vida material. Creamos nuestras propias circunstancias y, por defecto, nuestros planes. Si algo no va bien en nuestras vidas, la única persona a quien necesitamos consultar es a nosotros mismos.
¿Se pueden generalizar las claves del éxito? 
Hay ciertos factores en el éxito que se repiten de persona a persona: persistencia, decisión, acción, resistencia, deseo. Sin embargo, la única clave para el éxito es tomar la decisión de qué se quiere realmente en la vida, crear un modelo y moverse hacia ello. Todo comienza con el modelo, luego te involucras emocionalmente con él y eso te lleva a la acción. El deseo generado por el involucramiento emocional te hace moverte y actuar, las acciones establecen atracción. Esto es de lo que se trata El secreto. Esto es lo que dice ‘la ley de la atracción’. No se trata de desear algo y no hacer nada. Si no funciona para algunos es porque no lo están aplicando adecuadamente: la ley de atracción funciona siempre para todos.

7 Citas para dejar de preocuparte por las cosas que no puedes controlar

dejar de preocuparte

Sueltael control… y está bien con ello.
Ese es uno de los problemas más grandes con los que luchamos diariamente, incluido yo mismo.
Debido a que soltar el control va directamente en contra de nuestra modernizada e industrializada forma de vivir; somos buscavidas, hacedores, arquitectos de nuestro destino.
Construimos cosas y hacemos que las cosas pasen en nuestros términos; no esperamos que nada pase en términos de otra persona! Al menos eso es lo que aprendí creciendo con maestros, entrenadores deportivos, películas, canciones, artículos de revistas, y así sucesivamente. Por lo que permitir que las cosas sucedan no estaba en mi ADN. Nunca fui de los que se quedaban sentados pasivamente y dejaban de lado el control.
Con los años, sin embargo, mi punto de vista ha cambiado. Aprendí de la manera difícil que gran parte del control que creemos que tenemos sobre nuestras vidas es una ilusión. Por ejemplo, desde que conocí…
• Al joven al que su vida se le dio vuelta por el cáncer
• La joven, y madre de dos hijos, que perdió a su marido a los 27
• La familia que perdió su casa en un tornado
• El dueño de un negocio local que estaba prosperando hasta que la economía se derrumbó
• El empleado muy trabajador que perdió su trabajo cuando su jefe de 25 años se declaró en quiebra
• El corredor que perdió una pierna en un accidente de transito
• La madre cuyo hijo tiene síndrome de Down a pesar de haber hecho todo bien durante su embarazo
• y muchas, muchas más personas como ellos…
Sucede todos los días; situaciones sobre las que creemos tener control, pero realmente no.
Entonces, ¿qué podemos hacer?
¡Déjalo ir! Se conciente…

La mente… El campo de batalla

Lo dije antes y lo diré de nuevo, la mente es nuestro campo de batalla. Es el lugar donde reside el conflicto más fuerte. Es el lugar donde la mitad de las cosas que creíamos que iban a pasar, no pasaron. Es el lugar donde nuestras expectativas siempre sacaron lo mejor de nosotros. Es el lugar donde somos víctimas de nuestras ansias por controlar lo incontrolable.
Y si permitimos que estos pensamientos y deseos habiten en nuestra mente, van a tener éxito robándonos la paz, la alegría, y en última instancia nuestras vidas. Vamos a caer en una profunda angustia e incluso depresión.
A decir verdad, hay mucho acerca de la vida que no podemos controlar, no tiene sentido desperdiciar nuestra energía en estas cosas y descaradamente abandonar todo lo que sí podemos controlar.
Podemos decidir cómo pasaremos nuestro tiempo en este momento, con quienes socializaremos; con quienes compartiremos nuestras vidas. Podemos elegir amar y apreciar a las personas en nuestras vidas por quiénes son. Podemos elegir cómo vamos a responder ante las sorpresas y decepciones cuando se nos presenten, y si vamos a verlas como maldiciones u oportunidades para crecer.
Y lo más importante, podemos elegir ajustar nuestras actitudes y dejar ir todas nuestras preocupaciones sobre las cosas que no podemos controlar, lo que a su vez nos liberará para dar el siguiente mejor paso hacia adelante en nuestras vidas.

Citas para dejar de preocuparte por lo incontrolable

Como tú, yo aun tengo problemas para soltar el control a veces. Así que implementé una estrategia simple para ayudarme con esta situación.
En pocas palabras, me recuerdo a mí mismo de forma pro-activa no preocuparme por las cosas que no puedo controlar. Si en algún momento me sorprendo haciéndolo, hago una pausa y leo las siguientes siete citas. Entonces respiro profundamente, y vuelvo a evaluar la situación con una presencia más consciente…
1. No puedes controlar todo lo que sucede, pero puedes controlar la forma en que respondes. Y en tu respuesta está tu mayor poder. Sí, la mayor parte de tu estrés proviene directamente de tu forma de pensar y responder, no de cómo es la vida. Ajusta tu actitud, y todo ese estrés demás desaparecerá.
2. No te molestes en preocuparte por si habrán problemas. Habrá un montón, y trabajarás a través de cada uno de ellos.
3. Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y te preguntas demasiado por lo que podría haber sido, ignorarás y te perderás por completo lo que es ahora. Entiende que la preocupación es un mal uso de tu increíble energía creativa. En lugar de imaginar lo peor, imagina lo mejor y cómo puedes llevarlo a cabo.
Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y te preguntas demasiado por lo que podría haber sido, ignorarás y te perderás por completo lo que es ahora.
4. Hoy es una elección. Hoy, elige la gracia por sobre la impaciencia, la belleza por sobre la negatividad, y la presencia por sobre el pánico.
5. No hay absolutamente nada en tu situación actual (ni siquiera los aspectos que no puedes controlar) que te impida avanzar, un paso a la vez.
6. Estás vivo y respirando, así que actúa como tal. Deja ir lo que está mal y agarra lo que está bien. Haz que las cosas sucedan, y luego deja que las cosas sucedan. Aprende, acepta, explora, crea y experimenta, todos los días, un pequeño paso a la vez.
7. Mantente consciente. Sigue respirando profundamente. Las cosas al final terminan bien para las personas que hacen lo mejor con las cosas como aparecen.

Una cosa más

Y debido a que hay una correlación obvia a este post, te dejo con algo que clave en el tablero de anuncios de mi oficina:
Las 5 Reglas de la felicidad:
• No odies
• No te preocupes
• Da más
• Espera menos
• Vive con sencillez