lunes, 10 de marzo de 2014

Como conseguir dinero para comenzar desde cero

Si usted en realidad tiene cero, pues tendra que buscar formas de conseguir alg? dinero para empezar. Hay muchas formas de hacer eso, he aqui algunas ideas: 



-Buscar  un trabajo y ahorrar por lo menos un 10% de todo su ingreso. Si hace eso con el dinero que ahorra más el interés que su dinero gana, usted puede llegar a ser rico en un promedio de 25 años.



 

-Buscar trabajo, guardar lo más posible para empezar un negocio lo más pronto posible.

-Si sabe manejar, trabaje manejando un taxi, eso es  un pequeño negocio, ya que usted paga al dueño del taxi una tarifa y el resto es suyo. La clave aquí e



-Hay muchas personas que tienen cosas alrededor de su casa que pudieran convertir en dinero con el cual se pudiera empezar una pequeña empresa.

Automóviles en buen estado y en mal estado, herramientas, propiedades, herencias, mire a su alrededor y vea cuantas cosas usted tiene que pudiera vender, empeñar o canjear. ¿Pudiera hacer una venta de garaje?

-¿Tiene un televisor? Pudiera venderlo y empezar un pequeño negocio. Pudiera comprar una computadora, hay docenas de negocios que se pueden empezar desde la casa, medio tiempo con sólo una computadora conectada al internet y una impresora.

-Consiga un préstamo en un banco o financiera respaldado por su casa. Si no tiene casa; un préstamo con garantía fiduciaria, es decir con avales que lo respalden.

-Ahorre en una cooperativa y después pídales un préstamo, Las cooperativas prestan cerca del doble de lo que usted tenga ahorrado.

-Vaya a cualquier mercado y hable con cualquier comerciante para que le deje ayudarle a vender su mercadería o lo que sea que vende puede ser frutas, ropa o limones. Arregle para tomar unas cuantas bolsas de esos limones.

Véndalos, páguele a su proveedor, mantenga su relación con esta persona, reinvierta su dinero y continúe haciendo esto hasta que usted consiga suficiente dinero para tener su propio negocio.

Si usted en realidad desea salir de la pobreza con un deseo ardiente; no será muy difícil hacer lo que sea necesario para empezar.

Si tiene que vender limones o limpiar zapatos lo hará por un tiempo, ahorrara e invertirá en un mejor negocio en cuanto le sea posible y lo haya pensado y planeado; así, seguirá subiendo escalones hasta que alcance su meta definitiva.

Asegúrese que su meta definitiva es alta y crea que la alcanzará aunque sus inicios sean humildes.

-Pida el dinero prestado en un banco.

-Pida prestado a sus amigos

-Pida prestado a sus familiares

-Pídale el dinero a su padre o madre

-Pídale el dinero a su familiar rico.

-Empeñe cualquier posesión de valor, oro, estéreo, muebles, etc.

-Lustre zapatos, no ha de ser difícil conseguir una chinola y un cepillo.

-Consiga un trabajo de jardinero o de empleada doméstica, así tendrá todos los gastos de dormida y comida pagados. Arregle para reunir suficiente aunque sea para empezar un pequeño negocio.

Continúe reinvertiendo; sea sagaz pero honrado (a), concéntrese en lo que está haciendo, pronto podrá realizar el negocio de sus sueños.

-Cualquier otra idea que se le venga a la mente siempre y cuando no sea ilegal,  no sea un crimen y no dañe a otros.

Estas sólo son recomendaciones para conseguir un capital inicial para emprender un negocio. Hay muchos negocios que usted puede empezar con poco o sin capital.

Aprenda a usar el crédito sabiamente, el crédito se usa para hacer mas dinero, pero no para darse lujos personales. Invierta en buenas herramientas de trabajo, cuando sea justificable, no solo por apariencia.

No tenga pajaritos en la cabeza. Como por ejemplo: el celular, es una herramienta para ahorrarle tiempo y darle movilidad.

Para permitirle estar en contacto con sus negocios, clientes, asociados mientras usted se transporta de un lado a otro. No es un aparato para presumir y para derrochar su dinero. 

Si necesita conseguir dinero prestado de su familia para empezar un negocio, no tiene que conseguirlo todo de una sola persona.

Por ejemplo si necesita $1000.00, en vez de conseguirlos todos de un solo tío, talvez puede ser más fácil conseguir $ 100 de cada uno de sus 10 tíos. Recuérdese usted tiene, primos, tíos, abuelos, padres, padrinos, amigos, compadres, compañeros, etc.

Recalco: Sea sabio, no pida prestado para gastar. El dinero prestado se debería usar solamente para hacer mas dinero o mejor dicho invertir. Uno de los grandes secretos de hacer bastante dinero es saber usar el dinero prestado. Páguelo y no lo use para lujos.





lunes, 3 de marzo de 2014

La diferencia entre la educación tradicional y la educación financiera


Por Robert Kiyosaki

Cómo convertirse en un capitalista

Dentro de unas semanas, en todo el país, la escuela comenzará para los jóvenes. El comienzo de clases es un momento agitado y emocionante para los padres, y uno de orgullo. Todos los buenos padres quieren darles a sus hijos una ventaja en la vida, y la sabiduría convencional dice que si les va bien en la escuela, es una de las mejores ventajas que le puedes dar a un niño.

Rara vez, sin embargo, nos detenemos y preguntamos: "¿Por qué?"

¿Qué les están enseñando a nuestros hijos las escuelas? ¿Es realmente la información que necesitan para tener éxito en la vida? ¿Están siendo enseñados a pensar por sí mismos y a resolver problemas? ¿O les están enseñando a cumplir órdenes y seguir las reglas? ¿Tendrán realmente una ventaja en la vida?

La respuesta, que exploro en profundidad en mi último libro Why "A" Students Work for "C" Students, es que nuestras escuelas no preparan a nuestros niños para que tengan éxito en la vida; a menos que quieran ser buenos empleados sin saber sobre el dinero, las inversiones, o los negocios.

Si queremos que nuestros hijos tengan éxito en el mundo del dinero, debemos buscar educación mas allá de nuestras escuelas.

Como piensan la mayoría de los padres

Mi mamá y mi papá querían que tuviera un éxito en el cuadrante "E" (Empleado) y "A" (Auto-empleado) del Cuadrante del Flujo de dinero. Mi padre me sugirió que fuera a la escuela, obtuviera mi doctorado, lo que él mismo hizo, y trabajara para el gobierno o subiera la escalera corporativa en el cuadrante "E". Mi madre, una enfermera registrada, quería que fuese un doctor en medicina en el cuadrante "S".

Mamá y Papá creían en las escuelas tradicionales como las universidades, facultades de derecho y las escuelas de medicina. Ellos valoraban las buenas calificaciones, títulos y credenciales, como el título de abogado o el título de médico.

Así es como la mayoría de los padres piensan.

Pensando de forma diferente sobre la educación

Mi Padre Rico me sugirió que me convirtiera en un capitalista. Eso significaba que tenía que estudiar las habilidades necesarias para tener éxito en los cuadrantes "D" (Dueños de negocios) e "I" (inversores).

Mi Padre Rico creía en la educación, pero no en el tipo de educación en el que mi Padre Pobre creía. En lugar de ir a la escuela, mi Padre Rico se inscribió en seminarios y cursos que mejoraron sus negocios y sus habilidades para invertir. También tomó cursos de desarrollo personal. Él no estaba interesado en las calificaciones o credenciales. Quería habilidades de la vida real que le dieran fuerzas y destrezas operativas para los cuadrantes "D" e "I".

Hay dos tipos de educaciones

Cuando estaba en la secundaria, mi Padre Rico a menudo viajaba a Honolulu para asistir a seminarios sobre el espíritu emprendedor e inversiones. Un día, cuando le dije a mi Padre Pobre que mi Padre Rico estaba yendo a una clase de ventas, mi Padre Pobre se echó a reír. No podía entender por qué alguien querría aprender a vender, especialmente si las horas de clase no se aplicaban como crédito para un título universitario avanzado. Mi Padre Pobre miraba hacia abajo sobre mi padre rico, quien nunca había terminado la escuela secundaria.

Gracias a que tuve dos papás con diferentes actitudes sobre la educación, me di cuenta de que había dos tipos de escuelas. Las escuelas tradicionales eran para aquellos que querían tener éxito en los cuadrantes "E" y "A". Sin embargo, el otro tipo de educación, la educación financiera, era para los que querían tener éxito en los cuadrantes "D" e "I".

Mi historia

En 1973, regresé de Vietnam. Había llegado el momento para mí de decidir a qué padre que iba a seguir. ¿Iba a seguir los pasos de mi Padre Pobre y volver a la escuela para convertirse en un "E" o "A", o tomaría el camino de mi Padre Rico y me convertiría en un "D" o "I", y convertirme con el tiempo en un capitalista?

Ese año, mi padre rico me sugirió tomar clases sobre inversiones inmobiliarias. Me dijo: "Si quieres ser un capitalista exitoso,debes saber cómo obtener capital y cómo utilizar la deuda para hacer dinero." Seguí su consejo y asistí a un taller de tres días sobre inversiones inmobiliarias. Fue el comienzo de mi educación en el mundo de los capitalistas.

Unos meses más tarde, después de buscar en más de 100 propiedades, compré mi primera casa para alquiler en la isla Maui, con financiación de la deuda del 100 por ciento y aún así poniendo $25 de cashflow en mis bolsillos cada mes. Mi educación en la vida real había comenzado. Estaba aprendiendo a usar el dinero de otras personas (DOP) para hacer dinero, una habilidad que un verdadero capitalista debe saber.

En 1974, mi contrato con el Cuerpo de Marines termino, y tomé un trabajo en Xerox Corporation en Hawai, no porque quisiera subir por la escalera corporativa, sino porque Xerox tenía el mejor programa de entrenamiento de ventas. Una vez más, todo esto era parte del programa de educación financiera de mi Padre Rico, para entrenarme para convertirme en un capitalista.

En 1994, Kim y yo éramos financieramente libres, nunca necesitaríamos de un empleo o de una empresa o de un plan de jubilación del gobierno. Mi Padre Rico estaba en lo correcto. Mi educación podría hacerme libre, pero no la educación que se encuentra en las escuelas tradicionales.

Lo más probable es que estés bien instruido en la educación tradicional. Todos fuimos a la escuela cuando niños, y la mayoría de nosotros asistimos a la universidad. Pero si estás interesado en la educación financiera, a veces no sabemos por donde empezar. Es por eso que Kim y yo comenzamos The Rich Dad Company, para ofrecer la mejor educación financiera a través de libros, herramientas interactivas, conferencias, coaching y clases sobre negocios e inversiones. Incluso si no le echas un vistazo a ninguna de las herramientas de educación financiera que ofrecemos, te animo a buscar la educación financiera que proporcione alguien más. Es así de importante.


http://escuelapararicos.net/

10 consejos para hacer negocios desde ‘El Padrino’

El personaje creado por Mario Puzo, y llevado al cine por Francis Ford Coppola, aplica una estrategia de negocios que podría ser utilizada para lograr el éxito en las organizaciones actuales. Conoce la visión empresarial de Vito Corleone, de acuerdo con el escritor Guillermo de Haro.



 

 

 

'Esta es una propuesta que no podrás rechazar'. Tal vez esta sea una de las frases más recordadas de Vito Corleone, personaje principal de El Padrino, obra escrita por Mario Puzo y llevada al cine por Francis Ford Coppola.  Sin embargo, el lenguaje y la estrategia  del jefe de la familia Corleone también entrañan en el fondo una estrategia de negocio.

"Decía un CFO (Chief Financial Officer, en inglés) amigo mío, del que nunca diré el nombre, porque trabaja en una multinacional española, que la única diferencia entre la mafia y mi empresa es que la mafia está organizada", dice sonriente el español Guillermo de Haro, fundador del proyecto Corleone Business School y escritor del libro 'Lecciones de Estrategia con El Padrino'.

El estudioso de negocios decidió desde hace algunos años realizar un análisis de la obra de Puzo, y descubrió que parte de las estrategias del capo más famoso de la pantalla grande no se encontraban alejadas de las organizaciones.

"Es una obra que habla del poder. El poder es la capacidad que tienes de influenciar a otros para conseguir lo que tú quieres, y El Padrino es muy inteligente en eso, ya que es muy inteligente determinando los objetivos de sus competidores, lo cual le facilita tomar decisiones y eso redunda en que tengas un mayor poder de negociación", asegura el ingeniero en telecomunicaciones y doctor en organización de empresas.

A continuación te presentamos las 10 reglas de oro de El Padrino para los negocios, de acuerdo con Guillermo de Haro:

 

 1.       Ten claridad en los objetivos

Algo que distingue a Vito Corleone  en la obra de Mario Puzo es la claridad en sus objetivos. Las decisiones en las empresas actuales deben ser acordes a la visión de negocios que se fijen en su fundación, ya que una distracción puede provocar el fracaso de la compañía.

"La confianza, la claridad de sus objetivos y a partir de ellos la construcción de la estrategia en sus decisiones de negocio es algo vital para cualquier empresa", asegura el autor del libro 'Lecciones de Estrategia con El Padrino'.

El personaje interpretado por Marlon Brando es tentado a entrar en el mundo de la droga, pero niega esta posibilidad, ya que desde un principio tenía proyectado que sus actividades fuera de la ley se convirtieran en legales.

"Para Corleone hubiera significado alejarse de su objetivo inicial. Sin embargo, su incursión en el negocio de los casinos lo acerca al mundo legal. Eso demuestra la claridad de sus objetivos por encima de las tentaciones económicas", dice.

 

2.       Ten cerca a tus amigos, pero más cerca a tus competidores

Lograr los objetivos de una organización no es un trabajo en solitario. Los directivos de una empresa dependen de otras personas para hacer trabajar la estrategia de una empresa, incluso de sus enemigos.

"El Padrino lo tiene muy claro, y por eso quiero tener a sus enemigos cerca para obtener la mayor cantidad de información y saber cuáles son los objetivos de sus competidores, y así poder adaptarse para reaccionar", explica Guillermo.

La visión global juega un papel importante en el mundo actual. La globalización exige mirar a todos y prever la estrategia adecuada para cada momento.

 

3.       'Un hombre sin familia, no es un hombre'

Las decisiones de un empresario no se encuentran aisladas de su entorno. Los amigos y familiares influyen en el desarrollo de cualquier ser humano, por lo que el equilibrio es un aspecto fundamental para Corleone.

"Cuando los pilares familiares se desquebrajan afectan mucho el equilibrio de las personas y sus organizaciones. Vito Corleone lo comprende bien y mantiene a su familia como un apoyo importante", asegura de Haro.

 

4.       Ten cuidado con lo que deseas

La ejecución de una estrategia para lograr un proyecto implica la definición del éxito. Para Vito Corleone la definición de felicidad se basa en ver feliz a su familia, así como ayudar a sus amigos, y eso le permite no distraerse por la seducción del lujo o una vida frívola.

"Uno de los grandes problemas de Michael Corleone es lo que él entendía por éxito, ya que afronta una vida que no es la suya e intenta alcanzar objetivos que no son los suyos, puesto que su padre definió el camino", comenta el escritor español.

 

5.       Busca a un consejero

La mirada de un presidente o director general de una empresa a veces no es suficiente para observar todo. El personaje de Tom Hagen, consejero de Vito Corleone, representa el punto de vista de alguien dispuesto a cubrir todos los ángulos y brindar los consejos informados a su jefe.

"En una empresa necesitamos a alguna persona que esté mirando hacia fuera con una visión estratégica y de futuro… el consejero es una persona que se quita la chaqueta y se pone a trabajar para que las cosas ocurran día tras día", explica el experto en empresas.

 

6.       La empatía

Contar con una inteligencia académica no es siempre lo que hace a una persona ocupar altos puestos directivos, sino que la inteligencia emocional juega un papel fundamental. La empatía permite colocar a una persona en el papel de otra persona , con el objetivo de conocer las propias limitaciones, así como la capacidad de influir en otros.

"La inteligencia de Vito Corleone es muy poderosa, porque le permite el autocontrol y conocer las necesidades que tienen las personas que lo rodean", comenta de Haro.

 

7.       La gestión financiera

Negociar en el mundo de las empresas requiere del conocimiento de una empresa en todos sus resquicios. Llevar el control sobre las finanzas permite dimensionar la capacidad que tienen las compañías para actuar en el mercado en donde participa.

"El Padrino es consciente de la empresa que llega a montar la familia Corleone y el impacto que tiene. Al final,  si sólo mantienes una estrategia, pero no tienes una gestión seria y sólida de los costos, puede traer decisiones erróneas en momentos importantes", comenta el escritor.

 

8.       Planes de sucesión

'La primera generación crea a la empresa, la segunda la hereda  y la tercera la destruye', es un dicho que pesa sobre las empresas familiares. El fracaso de una organización puede originarse cuando los fundadores de una empresa no establecen un plan de sucesión.

Planear para el futuro es una de las opciones más rentables en los negocios, Vito Corleone veía a su organización como a una empresa familiar, pero no supo en cierto momento asignar a su sucesor en los negocios.

 

9.  Nada personal, sólo negocios

Las decisiones que prevalezcan en los negocios deben mantenerse alejadas de las emociones.

"En cuanto dejamos entrar a las emociones en un proceso de elecciones, somos muy vulnerables a tomar malas decisiones y El Padrino lo ve claramente", dice Guillermo.

 

10. 'No odies a tus enemigos, porque te nublará la razón'

En los negocios, la competencia es una constante. Sin embargo, es importante verlos sólo como contrarios a los que hay que ganarles.

"Creo que la visión de Don Vito Corleone es esa, ver a las fuerzas rivales y comprender sus debilidades en la búsqueda de los mismos objetivos, pero sin verlos necesariamente como enemigos", dice Guillermo de Haro.


http://www.forbes.com.mx/sites/10-consejos-para-hacer-negocios-desde-el-padrino/

domingo, 2 de marzo de 2014

La Ley de Parkinson.

Tomado de: Las 21 Leyes ABSOLUTAMENTE Inquebrantables del DINERO.
por PAUL TRACY.


Ley de Parkinson


La Ley de Parkinson es una de las leyes más conocidas y mas importantes a cerca del dinero y de la acumulación de riquezas.  Fue desarrollada por el escritor inglés C. Norticote Parkinson hace muchos años, y explica por qué muchas personas se retiran pobres después de trabajar toda una vida.


Esta ley dice que, sin importar cuánto dinero ganen las personas, siempre tienden a gastarse la totalidad del dinero obtenido por su trabajo, y en ocasiones hasta un poco más que esto.


Muchas personas ganan hoy en día varias veces más de lo que ganaban en su primer trabajo. Pero de alguna manera, parece que necesitaran cada centavo para mantener su forma de vida actual.  No importa cuánto ganen, nunca parece ser lo suficiente.


La primera conclusión de esta ley es que "La independencia financiera es el resultado deviolar la ley de Parkinson". Sólo cuando usted desarrolle la voluntad suficiente para resistir la tentación de gastarse todo lo que se gana, empezará a acumular suficiente dinero para salir adelante y sobresalir en la multitud.


La segunda conclusión de la Ley de Parkinson advierte que "Si permite que sus gastos aumenten a una tasa más lenta que su sueldo, y ahorra o invierte la diferencia, logrará alcanzar la libertad financiera".


Ésta es la clave. Lo llamo "abrir una brecha".

Si puede abrir una brecha entre sus ingresos que aumentan y los costos que también aumentan, en su forma de vida, y después ahorra e invierte la diferencia, puede continuar mejorando su estilo de vida mientras va ganado más dinero. Al violar de forma consiente la ley de Parkinson, eventualmente se volverá  independiente de sus finanzas.


De aquí en adelante, tome la decisión  de ahorrar e invertir el 50% de cualquier aumento que reciba en su sueldo, o de cualquier otra fuente. Aprenda a vivir con el resto. Ahorre el 50% de cualquier cantidad que reciba de cualquier fuente. Esto le deja el otro cincuenta por ciento para hacer con él lo que desee.
 


http://www.quierosermillonario.biz/index.html

Chris Gardner: era pobre, eligió ser feliz y se volvió millonario


Este hombre padeció los estragos de la pobreza, pero hoy disfruta del triunfo. Conoce la historia de este empresario en busca de la felicidad. 



Chris Gardner parece sacado de un cuento de hadas, de esos que parecen imposibles. Cuando se conoce su historia es tan increíble que parece factible sólo en una novela, donde los finales siempre son felices. Sin embargo, él es la prueba viviente de que con esfuerzo, perseverancia y dedicación no existen los "no se puede".

Él vivía en las calles y sobrevivía día a día con el dinero apenas suficiente para vivir. No sabía dónde pasaría la siguiente noche, y lo peor de todo: tenía un hijo de 5 años que cuidar.

Treinta años más tarde ese mismo hombre que hizo cosas inimaginables para salir de la desafortunada situación en la que cayó, tiene una fortuna de millones de dólares.

La lucha personal de Gardner de establecerse como un corredor de bolsa mientras manejaba la paternidad y la falta de vivienda es retratada en la película de 2006 "The pursuit of happyness" (En búsqueda de la Felicidad) dirigida por Gabriel Muccino, protagonizada por Will Smith.

Christopher Paul Gardner es un empresario estadounidense, inversor, corredor de bolsa, orador motivacional, autor y filántropo. Desde 2006, es CEO de su propia firma, Gardner Rich & Co., ubicada en Chicago, Illinois donde reside. 

Si bien su madre tuvo muchos problemas a nivel personal, tres matrimonios donde fue sistemáticamente maltratada y abandonada por sus maridos, fue ella la principal fuente de inspiración, fuerza y autoconfianza para Chris, motivándolo para que confiara en sí mismo mas allá de lo que pasara en su vida. "Uno sólo puede depender de sí mismo" fue una frase que le inculcó su progenitora, que posteriormente lo iba a ayudar a sortear obstáculos antes de su arribo a Wall Street.

Cuando terminó la secundaria se enlistó en la marina estadounidense y fue asignado como asistente de los médicos, tras lo cual un cirujano cardiólogo le ofreció trabajar con él en el Centro Médico de la Universidad de California. Aceptó la propuesta y de a poco de iba adentrando en el mundo de la medicina; al cabo de dos años manejaba un laboratorio y sabía varias técnicas de cirugía médica.

Luego de algunos años, tuvo un hijo con su mujer y el sueldo como asistente de laboratorio no alcanzaba para afrontar los gastos de una familia. Así fue como empezó a ser vendedor de máquinas para medicina.

Decidido a cambiar su suerte para construir su patrimonio financiero, Gardner se mudó a San Francisco.Cuando se encontraba yendo al hospital de esta ciudad a vender máquinas, vio que un hombre se bajó de un Ferrari rojo. Intrigado por el auto, se le acercó para preguntarle cuál era su profesión."Soy un bróker financiero" le dijo el hombre, quien iba a ser su pionero en el mundo de las finanzas.

Bob Bridges, el hombre del Ferrari, arregló entrevistas entre Chris y varias firmas prestigiosas de inversión que llevaban a cabo programas de entrenamiento para personas que querían convertirse en agentes bursátiles. Tuvo encuentros con ejecutivos de Merrill Lynch, Paine Webber, E.F Hutton, Smith Barney y Dean Witter Reynolds, la firma que finalmente lo tomó.

No obstante, su primera experiencia no iba a ser nada positiva. Fue aceptado en E.F Hutton pero el día que iba a empezar el programa de entrenamiento se dio cuenta que el gerente que lo había incorporado había sido despedido. Sumado a esto, su situación económica ya era precaria dado que había renunciado a su puesto de vendedor de máquinas para dedicarse tiempo completo a su entrenamiento financiero.

Esto no le hizo bien en primera instancia. Su esposa lo dejó y se llevó al hijo del matrimonio con ella, dejándolo sólo a Chris con una montaña de deudas y sin rumbo económico. Para seguir sumando malos tragos, lo llevaron preso por tener una deuda que no podía pagar, de US$ 1.200 por mal estacionamiento. Cuando volvió a su casa se dio cuenta que su ex mujer, además de su hijo, se había llevado toda la ropa y las pertenencias de él para venderlas, por lo que su única indumentaria era la que había tenido en la cárcel.

Ante todos estos percances, se le sumaba que al día siguiente tenía una entrevista en Dean Witters Reynolds y no tenía siquiera una chaqueta para usar. Después de tantas piedras en el camino, Gardner finalmente obtuvo un puesto temporal de pasante en esta firma de inversión. No obstante, su sueldo era de US$ 1.000 y, sin ahorros, se le hacía muy difícil llegar a fin de mes.

Ante esto no dudó en recordar el consejo de su madre, que siempre le decía que en la vida nunca hay que rendirse. Durante su pasantía Chris llegaba antes a la oficina y se iba después del horario laboral para empezar a hacer llamadas y cumplir su objetivo diario de 200 llamadas. Para no perder tiempo, Gardner decía que nunca debía colgar, porque perdía milésimas de segundos que lo alejaban de su objetivo.

A pesar de que todo se encaminaba de a poco, los obstáculos volvieron a aparecer en el camino. Luego de desaparecer cuatro meses, la mujer de Chris volvió y le dejó al hijo del matrimonio a su cuidado. El aceptó la tutela de su descendiente. No obstante, mientras trabajaba en Dean Witters, había conseguido el empleo fijo, pagaba una pequeña renta en un albergue para indigentes que no le permitía vivir con niños.

Ante este contratiempo, Chris y su hijo no tuvieron otra salida que dormir en la calle, porque Gardner estaba ahorrando para comprar una casa donde pudieran vivir sin problemas. Sus colegas sabían que él vivía en la indigencia, dormía en la oficina, en albergues para indigentes, en parques y hasta en los baños del subterráneo cuando hacía frío.

A pesar de todo, las cosas mejoraron. En 1987, Gardner finalmente había logrado comprar su vivienda, un pequeño departamento en el complejo Presidential Towers. No obstante, todavía no era un hombre que tuviera un bolsillo holgado. Con un capital inicial de US$ 10 mil y un solo mueble, fundó su firma de inversión, Gardner & Rich. Esta empresa ejecutaba transacciones bursátiles o de derivados financieros de grandes empresas, fondos de pensión y sindicatos. Chris tenía el 75% de la participación accionaria de la firma mientras el otro 25% era posesión de un fondo de cobertura. 

Le fue muy bien y luego de vender su participación de Gardner Rich en una suma multimillonaria en 2006, fundó un holding de empresas llamado Christopher Gardner Internacional, con sedes en Nueva York, Chicago y San Francisco. Y en cierta forma cumplió el sueño que lo motivó a entrar al mundo financiero: compró el Ferrari de Michael Jordan y se encargó de poner una pancarta que dijera "NOT MJ" (no soy Michael Jordan).

Luego de esto, en una visita a Sudáfrica por el aniversario de la abolición del apartheid, Gardner tuvo una reunión con Nelson Mandela para planear inversiones en el mercado bursátil de este país y crear un capital de riesgo para crear miles de puestos de trabajo e inyectar dólares en la economía sudafricana. Obtuvo tal apoyo que los tres sindicatos más importantes de Sudáfrica le confiaron su capital y al cabo de un año, el fondo de Gardner tenía US$ 1.000 millones bajo su tutela.

Hoy maneja éste y otros fondos, y trata de devolver a la sociedad, mucho de lo que tiene, a través de su fundación, The Christopher P. Gardner Foundation. Un hombre admirable y ejemplo tanto para inversores como para cualquier ser humano. Este individuo demostró que, aún sin tener recursos ni conocimiento en el mundo de las inversiones, la tenacidad y la perseverancia son condimentos fundamentales para triunfar en el mundo financiero.

Pero lo más importante de todo: Chris Gardner, antes de haberse vuelto millonario en lo económico, lo fue en su corazón.

Las frases motivacionales de Chris Gardner: 

"Tú puedes únicamente depender de ti mismo, la caballería no vendrá a rescatarte."

" No permitas que nadie robe tus sueños, ni siquiera yo que soy tu padre"

" Si quieres algo en la vida, ve por ello"

" Nunca le digas a tus hijos que no pueden hacer algo"

"Los sueños pueden motivarte e inspirarte más que ninguna otra cosa, si crees que eres capaz de realizarlos, pero si no tomas las medidas necesarias para lograrlos, éstos se convierten en espejismos que rondan en tu mente."

"Cuando las circunstancias que se salen de nuestro control nos producen miedo, tensión y desaliento, es humano sentir esas emociones, pero no podemos permitir que nos derroten."

 Alejandra Casanova – Banca y Negocios