martes, 31 de enero de 2017

Tips para “entrenarte” para el éxito


entrenarte

Cualquier persona que haya fundado una empresa seguramente escuchó el dicho:
“Iiciar un negocio no es una carrera de velocidad, sino un maratón”.
Pero, en realidad, la comparación no le hace justicia al espíritu emprendedor. Un maratón tiene un punto final, un lugar al que sabes que puedes llegar y descansar una vez que lo logras. Por otro lado, un negocio… no tiene fin (si es que tienes suerte).
Sin embargo, un maratón sí tiene algo en común con el mundo de los negocios: si no cuentas con la preparación adecuada, sin duda fracasarás. Lesiones por correr, empleados que se van sin avisar. Fracturas por estrés, estrés por el dinero. Incluso ambos te provoquen vómito.
La pasión y adrenalina te ayudarán, hasta cierto punto. Muchos emprendedores llegan a la línea de salida sin siquiera haber calentado antes, probablemente ellos no pasen de la marca del primer kilómetro.
Los dueños de negocio con más experiencia y algunos expertos coinciden: antes de iniciar la carrera, debes entrenar. Por eso, aquí una guía para orientarte paso a paso.

1. Entrena en tus horas libres

¿Alguna vez te han dicho “no dejes tu trabajo actual’? Es en serio, no renuncies todavía. Los negocios nuevos a menudo parecen prometedores y llenos de potencial, aunque casi nunca te darán los ingresos que necesitas para vivir de manera inmediata.
“En muchas ocasiones hemos escuchado a personas que dicen: ‘empezamos a crecer, por lo que todos dejamos nuestros empleos y nos dedicamos de lleno a la empresa’”, comenta Duncan Logan, director general del RocketSpace, espacio de coworking en San Francisco, EE.UU. “Sin embargo, una vez que el mercado se estabiliza se dan cuenta que cometieron un gran error, ya que todavía no se trataba de un negocio rentable, sino de un hobby”, explica.
El consejo de Logan es: la mejor manera de prepararte para iniciar tu empresa es manejarla como un proyecto aparte de tu trabajo actual durante el mayor tiempo posible. Por supuesto, esto implicará que estarás lidiando con dos obligaciones a la vez y posiblemente siempre estés ocupado; de cualquier manera eso será un buen entrenamiento para cuando tu propio negocio comience a crecer y se adueñe de tu vida.
También es clave tener presente que seguramente estarás construyendo tu negocio con el salario de tu trabajo actual, cuídalo. Ojo: si estás muy distraído y no prestas atención, te despedirán.

2. Ten razones claras

¿Sabes por qué lo estás haciendo? Si no tienes una buena respuesta, detente en este momento. No empieces hasta que lo hayas resuelto.
“Cuando tienes que tomar una decisión y no sabes cuál es la respuesta correcta desde un punto de vista financiero o de acción, debes poder respaldarte en tus valores”, asegura Blake Smith, director general de la empresa Cladwell, un servicio de asesoría de imagen personal en línea con sede en Cincinnati, EE.UU.
“Cuando tienes que tomar una decisión y no sabes cuál es la respuesta correcta desde un punto de vista financiero o de acción, debes poder respaldarte en tus valores”
Cuando el emprendedor apenas iniciaba se dio cuenta que nunca había definido sus valores con claridad. “En lugar de puntualizarlos yo mismo, había preguntado a otras personas lo que pensaban. Esto hizo que mi negocio no estuviera fundamentado”.
Eventualmente, explica, entendió su razón de ser. La base de su negocio era la autenticidad y el deseo de hacer que la industria de la moda fuera más transparente. Ese se convirtió en su eje y cada decisión que tomaba se basaba en sus ideales. “Debes guiarte con tus propios valores”, agrega. Por lo tanto, determina los tuyos desde el principio.

3. Ten todo por escrito

El plan de negocios debe estar redactado.
Antes era parte fundamental al momento de iniciar. Pero últimamente los emprendedores lo descartan sin pensarlo dos veces, de acuerdo con Donald F. Kuratko, ejecutivo y director académico del Centro de Emprendimiento e Innovación Johnson, en la Escuela de Negocios Kelley de la Universidad de Indiana, EE.UU. Muchos llegan a decir que un plan de negocios es anticuado poco efectivo a la hora de ponerlo en práctica.
Error, asegura Kuratko. Sin importar el negocio o la industria, todos los emprendedores necesitan estudiar los problemas del mercado al que quieren entrar. Eso implica conocerlo y desarrollar estrategias concretas sobre cómo planean conseguir a su primer cliente. No hay lugar para la improvisación.

4. Toma tus puntos de referencia en serio

No comienzas a entrenar para un maratón de 42 kilómetros. Debes plantearte metas más modestas, empezar con pocos kilómetros e ir incrementando poco a poco. El mismo principio cuando estás sentado detrás de tu escritorio.
El primer paso es plantear tus objetivos intermedios para asegurarte de que crecerás de manera oportuna (ya sabes, antes de que se te acabe el dinero). Tus metas pueden ser trimestrales, semestrales e incluso anuales. No importa siempre y cuando tengas una visión clara de que el éxito es para ti y seas realista al determinar si lo estás consiguiendo o no.
Esa es la parte fácil. Ahora debes implementarlo.
Duncan Logan, director general de RocketSpace, es un ejemplo de qué es lo que pasa si ignoras tus puntos de referencia. Cuando inició su negocio anterior, determinó ciertos obstáculos que debía vencer en su primer año; sino lo lograba, cerraría su empresa. Cuando no concretó sus propósitos en lugar de hacer algo al respecto, comenzó a inventar a excusas. Planteó nuevas metas y se dio otros seis meses para alcanzarlas. No llegó a esas tampoco. Al final, arrastró a su compañía a dos años terribles y terminó cerrándola. Pudo ahorrarse mucho tiempo si hubiera aceptado desde antes que no estaba funcionando.

5. Rodéate de personas clave

Un entrenador deportivo será quien más te apoye, hasta el momento en el que es evidente que no podrás cruzar la meta. Cuando estás cayendo, un buen entrenador te dirá que es mejor que abandones la carrera antes de que te lastimes. Ahora, debes encontrar a un buen coach de negocios.
Duncan recomienda crear un “círculo de confianza”, con dos o tres individuos que puedan ser brutalmente honestos contigo y, sobre todo, te den retroalimentación crítica acerca de tu negocio. Son pocas las personas que serán capaces de hacer esto una vez que tu empresa esté operando, pues saben el esfuerzo que representa para ti. Por ello, debes formar este grupo desde antes de arrancar.
“Puede ser que duela, pero es necesario que alguien (oportunamente) te diga: ‘tu bebé es feo. Sabemos que lo amas, pero no está funcionando’”, opina Duncan.
“Puede ser que duela, pero es necesario que alguien (oportunamente) te diga: ‘tu bebé es feo. Sabemos que lo amas, pero no está funcionando’”

6. Prepara tu vida personal

Al igual que cuando entrenas para un maratón, las horas que pasas fuera de casa al iniciar un negocio pueden desbalancear tu vida y generar resentimiento entre la gente que te quiere.
Sin embargo, Scott Bailey, director administrativo de la aceleradora de startups MassChallenge, con sede en Boston, EE.UU., te tiene buenas noticias al respecto: está bien, de hecho es importante, dejar el trabajo para pasar tiempo de calidad con tu familia.
¿Cómo? Marca límites desde el inicio. Debes hablar con tu familia sobre lo que realmente les importa. Tal vez esto implique que ayudes con las tareas del hogar, que pases tiempo con tus hijos, que no estés revisando tu teléfono cuando están cenando o que no pases las vacaciones en frente de la computadora (a medida que te sea posible).
Si respetas estos acuerdos, tu familia se sentirá apreciada. Puede ser que estés ocupado; sin embargo sabrán que son importantes para ti.

7. Delimita tu presupuesto en casa

Cuando estás entrenando para un maratón, dejas de comer pizza y tomar cerveza. Cuando te preparas para emprender, pues, puede ser que optes por pizza y cerveza más barata. La lógica es la misma, debes de tener cuidado con lo que comes: menos comida chatarra para el maratón, menos comida costosa para ajustar tu presupuesto.
Tu negocio puede afectar tus finanzas, lo cual posiblemente cause conflicto en tus relaciones. Por ello, antes de lanzar tu empresa, debes hacer cuentas e incluir tus gastos personales para así determinar cuánto puedes gastar y en qué.

8. Encuentra a tu gente

Como un grupo de corredores que entrenan juntos, una comunidad de emprendedores puede ayudarte a mantener tu paso.
Las incubadoras, aceleradoras y otros centros de emprendimiento pueden darte acceso a networking. Únete a ellos. Ponte en contacto con otros emprendedores en situaciones similares a la tuya e intenta formar vínculos con personas con más experiencia que tú, que puedan servirte como mentores.
Fuente: entrepreneur

martes, 24 de enero de 2017

30 lecciones para sobresalir en la vida a tus 30 y más allá (Parte I)


Sobresalir


Por Marc Chernoff
“El problema es que si no gastas tu viva en ti mismo, otras personas la gastarán por ti.” – Peter Shaffer
Cada verano, como un reloj, luego de que las ceremonias de graduación de las escuela secundarias y las universidades envíen a los nuevos graduados al mundo real, Ángel y yo recibimos unos cientos de e-mails de ansiosos adolescentes y suscriptores de veinti-algo que, básicamente, nos hacen la misma pregunta fundamental:
“¿Qué sugieres que aprenda o trabaje ahora que salí de la escuela y estoy por mi cuenta?”
Obviamente, una lista completa de lecciones y habilidades importantes para la vida podría ser infinita. Y con los años, Ángel y yo escribimos varios artículos como “18 Cosas que me hubiera gustado que alguien me dijera cuando tenía 18 años” para darle a las personas de 18 a 22 algo positivo en qué pensar.
Pero cada vez que escribimos un artículo como estos para los jóvenes, inevitablemente recibimos cientos de e-mails más diciéndonos cosas como: “Me encantó el artículo, pero ¿para cuando un artículo para la gente de mi edad?
Así que hoy, para los graduados de 30 y tantos años, y más, aquí tienes una lista de lecciones y habilidades generales para la vida en los que Angel y yo trabajamos cada día; una lista con la que vale la pena crecer y trabajar por el resto de tu vida adulta:
1. Tienes que estar al lado tuyo, 100%, todos los días
Auto-respeto, auto-estima y auto-amor. Hay una razón por la que todos comienzan con “auto”. No puedes recibirlos de nadie más. Eres lo suficientemente BUENO, lo suficientemente INTELIGENTE, lo suficientemente ATRACTIVO, y lo suficientemente FUERTE. ¡Créelo! ¡Asimílalo!
Y nunca dejes que la inseguridad y la negatividad manejen tu vida. Siempre habrá alguien que te diga que no puedes hacer algo. Tu misión es sonreír, y demostrarles que están equivocados. Una sonrisa a la vez.
2. Jamás viene nada grande de la zona de confort. Punto
Si deseas atrofiar tu crecimiento, y sentirte atrapado en el mismo lugar para siempre, sigue poniendo excusas. Si, por el contrario, deseas dejar de sentirte atrapado, tienes que empezar a hacer cosas que te hagan sentir incómodo; cosas en las que no eres muy bueno.
No hay excusas para permanecer atorado. No hay excusas para hacer las mismas cosas mundanas una y otra vez. La vida es demasiado corta. Pregúntate a ti mismo si lo que estás haciendo hoy, te esta acercando a donde quieres estar mañana.
¡Qué desgracia sería para ti llegar a viejo sin ver la belleza, y la fuerza de todo tu potencial.
3. Pelea por ello. Haz lo que sea correcto, no lo que sea fácil
La adversidad y el fracaso a corto plazo son dos de los escalones que más seguramente te encontrarás en el camino al éxito. Las cosas pueden cambiar si así lo deseas, a cualquier edad.
Cuando me desperté esta mañana, me maravillé de la vida que tengo hoy. Donde una vez me desperté con miedo ante la idea de un nuevo día, ahora me despierto con entusiasmo para comenzar; agradecido a estar haciendo lo que estoy haciendo para ganarme la vida.
Estoy tan feliz de haber hecho lo que tenía que hacer, y luchar a través de los momentos difíciles y de los miedos, y realinear mi vida con las cosas que me hacían feliz. Cuando mis amigos me preguntan cómo lo hice, como a veces lo hacen, les digo: “Trabajo duro y persistencia. Es un pequeño precio a pagar por cambiar toda una vida.”
4. Sé un faro de honestidad y respeto
Sé el tipo de persona que quisieras conocer y permanecer cerca. Sé el tipo de persona cuyas acciones, palabras y valores estén siempre de acuerdo entre sí.
5. Descuidar tus intereses y tus pasiones es auto-engañarte
Hacerlo es como pretender ser alguien que no eres; vivir una mentira. No lo hagas. Vive una vida de la que estés orgulloso. Sigue lo que te apasiona. Cuando te pierdes en las cosas que amas, también te encuentras a ti mismo ahí.
6. Desafíate a batir tu propios records
Nadie lo puede hacer por ti; tienes que elegir usar tus alas. Desafíate a ti mismo a ser quien sabes que eres capaz de ser. Desafíate a seguir adelante; a vivir lo que predicas, a caminar lo que hablas.
No te preocupes por cuan lento sientas que te estás dirigiendo a tus metas, o cuántos obstáculos te encuentres, o cuántos desvíos te veas obligado a tomar. Mientras sigas haciendo lo tuyo, seguirás muy por delante de todos los que están demasiado asustados como para intentarlo.
7. Tus problemas son realmente tus mejores oportunidades para crecer
Tienes que saber (en tu corazón) que hay una fuerza dentro de ti que es más grande que los problemas a los que te estás enfrentando. Mantente fuerte. Sé positivo. Todos tenemos problemas de vez en cuando.
La vida es sobre romper nuestros propios límites y superarnos a nosotros mismos para vivir nuestras mejores vidas. Cuantos más obstáculos superes, más fuerte te vuelves. El que se cae y se levanta es mucho más fuerte que el que nunca se cayó.
Nunca sabrás honestamente lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte sea realmente la única opción que tengas. Sigue adelante. Sigue creciendo.
8. Tus supuestos defectos, a menudo trabajarán para ti
Las pequeñas cosas de ti que crees que son tus defectos, son a menudo las razones por las que otros se enamorarán de ti. Acepta tus defectos. Admite tus errores. No te escondas y no mientas.
Hazle frente a la verdad, aprende las lecciones, soporta las consecuencias de la realidad, y sigue adelante. Tu verdad no te penalizará. Los errores no te lastimarán. Pero negarlos y encubrirlos sí.
Las personas con defectos y vulnerables son hermosas y agradables. Los mentirosos y farsantes no. Cada hermoso ser humano está hecho enteramente de defectos, cosidos juntos con buenas intenciones y terminados con cualidades únicas.
9. Deja ir y crece. Abraza los cambios
Siempre respétate a ti mismo lo suficiente como para alejarte de cualquier cosa que te detenga y ya no te haga crecer. Agradece a tu pasado por todas las lecciones, y sigue adelante. Al dejar atrás tu viejo yo y dar un salto de fe en lo desconocido, averiguarás en quién realmente eres capaz de convertirte.
No puedes crecer a menos que estés dispuesto a cambiar. Sabrás que estás en el camino correcto cuando pierdas el interés en mirar atrás.
10. Trabaja en tus miedos y toma riesgos calculados
No importa cuanto tiempo vayas a vivir, la vida es relativamente corta. Y antes de que te des cuenta, serás polvo. Y el conserje es enterrado junto al doctor. Y todo lo que realmente importa al final es lo grande que te mostraste y lo atrevido que fuiste.
Porque cuando estés tomando tu último aliento, el arrepentimiento más grande que llenará tu corazón no serán todos los riesgos que tomaste, ni todas las oportunidades que perseguiste, ni todas las veces que te caíste de cara y te viste como un tonto. El lamento más grande que llenará tu corazón en ese momento final serán todos los riesgos que nunca tomaste y todas las oportunidades que nunca tuviste el coraje de explorar.
11. Equilibra tu tiempo con tus prioridades
Siempre habrá más de una opción, y más de una obligación que compitan por tu tiempo. Debes encontrar el equilibrio que funcione mejor para ti, según tu situación; el equilibrio correcto entre las actividades y el descanso, el trabajo y la familia, la pasión y el dinero, las metas a corto plazo y las metas a largo plazo, hacer las cosas y dejarlas sin hacer.
Sin equilibrio, todo se sale de control. Por ejemplo, cuando dejas que tu vida laboral, o vida social, vida familiar te consuma, y el 100% de tu energía está enfocada en esa única área, todas las otras áreas de tu vida sufrirán. Tal vez eso está bien para ti. Tal vez no. Pero tienes que decidir y administrar tu tiempo consecuentemente.
12. Un pequeño cambio de actitud siempre hace una gran diferencia
Aquellos que se mueven hacia adelante con un espíritu positivo, se encontrarán con que las cosas siempre funcionan. En cualquier situación, no son tus circunstancias específicas las que te forman, es como reaccionas a tus circunstancias.
No puedes dirigir el viento, pero siempre puedes ajustar tus velas. Cuando llueva, busca el arco iris, cuando esté oscuro afuera, busca las estrellas. Hacer un hábito de esto toma tiempo y práctica, pero sus efectos positivos cambiarán la trayectoria de tu vida.
13. Detente de vez en cuando, y pregúntate, “¿Es verdad?”
Es gracioso cómo los seres humanos podemos envolver nuestras mentes alrededor de cosas, y adaptarlas a nuestras versiones de la realidad. Pensar en algo no lo hace cierto. Querer algo no lo hacer real. Así que cuidado con tus pensamientos.
14. Pon tanta energía positiva, tanta como puedas reunir, en el presente
Está en paz con lo que ha sido. Hacer eso te permite enfocar tu energía en hacer lo mejor que se puede hacer. Ve más allá de tus preocupaciones sobre lo que pudo o no pudo haber sucedido, o lo que otras personas pudieron pensar de ti.
Invierte en acciones reales y presentes que puedas tomar para marcar una diferencia positiva. Tu vida es demasiado importante como para desperdiciarla en cosas en las que no puedes hacer nada al respecto. Pon tus esfuerzos en las oportunidades del presente. Siente amor en lugar de miedo, alegría en lugar de preocupación, y enfócate en tus posibilidades en lugar de en tus resentimientos. Imagina tu vida en su mejor momento, y trae ese mejor a la vida real.
15. Deja que el estrés innecesario descanse en paz
¿Te gustaría tener menos estrés en tu vida? Entonces deja de crearlo. En lugar de saltar a la oportunidad de ser ofendido, elegir ser divertido. En lugar de llenar tus pensamientos con resentimiento, llena tu corazón con perdón. Si alguien es grosero contigo, deja que sea un problema personal de esa persona y no tuyo.
Crece rápidamente más allá de cada decepción, mientras saboreas y compartes cada alegría. La vida en general es lo que es. Sin embargo, tu vida en particular, y tu experiencia de ella, es la forma en que eliges vivirla.
Publicado originalmente en marcandangel.com

2 lecciones de Richard Branson que cambiarán tu negocio


Reibox Blog


Michael Conway, un miembro de la Organización de Emprendedores (EO), es el director general de Clothes2order.com, un e-commerce de rápido crecimiento que suministra a las empresas, equipos y comunidades ropa personalizada para uniformes, promociones y eventos.
Le preguntamos a Michael sobre los cinco días que pasó con Sir Richard Branson.
La vida es un proceso de constante aprendizaje y ¿quién mejor para aconsejar a los emprendedores que Sir Richard Branson? El año pasado, tuve el privilegio de ser parte de un grupo de emprendedores invitados a pasar cinco días en la impresionante e idílica Isla Necker de Sir Richard; resultó ser una experiencia surrealista y enormemente inspiradora.
Inicialmente, esperaba tener un acceso limitado a él (tal vez un taller de preguntas y respuestas) pero la realidad fue totalmente diferente. Asistimos a una sesión de preguntas y respuestas con el fundador de Virgin, pero Branson pasó realmente mucho más tiempo con nosotros durante gran parte de nuestra estancia.
Éramos 30, principalmente de Estados Unidos con una rociada participación de otras naciones, e intercambiamos muchas ideas sobre manejar exitosamente las empresas. Pero fue Branson el que tuvo el mayor impacto, a medida que compartía con nosotros durante sesiones formales e informales algunas reflexiones sobre qué lo hace latir.

Piensa en la imagen completa

Una lección clave fue que los emprendedores pueden ser muy buenos para crear un negocio de la nada, pero no necesariamente sean las personas adecuadas para administrarlo y conducirla hacia adelante.
El conjunto de habilidades que necesitas cuando empleas a tres o cuatro personas es enormemente diferente a las requeridas cuando una empresa tiene 20-30 personas o incluso más, y el propietario puede no poseer esas cualidades.
Lo que Branson hizo en Virgin es enfocarse en la imagen completa, la estrategia y las decisiones claves. Desde el punto de vista del día a día, él no maneja sus negocios.
La lección para mí fue que los dueños de negocios tienen que encontrar a alguien que pueda dirigir su compañía y dejar que hagan su trabajo, mientras los dueños piensan en el futuro. Realmente me animó a pensar en grande dentro de mi propia compañía.

Liderazgo

Los puntos de vista de Branson sobre el liderazgo también dejaron su huella en mí. Él cree que el líder debe “ser siempre el primero en la piscina” – liderar con el ejemplo mientras también le pones diversión al negocio, el cual él lleva a un completamente nuevo nivel.
Él realmente sabe cómo divertirse, y lo demostró al unirse a las actividades de ocio con gusto;  desde paddle-boarding por la isla y kitesurf, a bailar alrededor del fuego del campamento y caminar a través de las mesas. Nunca equiparé la diversión con el liderazgo, pero ahora sí.
Divertirse puede romper barreras y crear unidad. Animar a la gente a divertirse en el trabajo es muy importante y puede tener un impacto enorme y beneficioso en un negocio.
Divertirse puede romper barreras y crear unidad. Animar a la gente a divertirse en el trabajo es muy importante y puede tener un impacto enorme y beneficioso en un negocio.
Después de mi viaje, dimos grandes pasos aumentando los ingresos, duplicando nuestra capacidad productiva y  aumentando nuestra fuerza laboral. Incluso fortalecimos el equipo senior al contratar grandes personas de fuera y promoviendo desde adentro.
Mi viaje a Necker Island me inspiró para hacer mi empresa un mejor lugar para trabajar y desde mi visita, introducimos un mejorado paquete de beneficios a los empleados e invertimos una suma considerable en la formación de liderazgo y gestión para personas de todos los niveles. Está dando sus frutos; estamos reclutando y reteniendo grandes personas y ofreciéndoles enormes oportunidades para progresar en su carrera con nosotros.
Aprendí a dejar que el equipo de gestión se encargue del manejo del negocio, y esto me permitió dar un paso atrás de un montón de cosas del día a día, y enfocarme en nuestra estrategia. Contratar grandes personas de otras partes y fomentar el talento propio son cosas absolutamente fundamentales para el futuro de la empresa, así como ser completamente claros con nuestros objetivos y metas. Me estoy enfocando en darle al equipo las herramientas necesarias para que tengan éxito y entonces dejo que hagan su trabajo.
Tuve la suerte de conocer a algunos sorprendentes líderes empresariales y con respecto a Sir Richard Branson, soy un firme creyente en su enfoque. De tan sólo cinco cortos días, continúo implementarlos las lecciones e ideas que están cambiando mi empresa para el mejor!
Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

domingo, 15 de enero de 2017

6 consejos de Albert Einstein


Albert Einstein




¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando escuchas Albert Einstein? Lo primero: la Teoría de la Relatividad. Seguramente piensas, si, una de las grandes mentes del siglo XX, pero ¿que tiene que ver la física con este blog?
No, no te preocupes, no se trata de la física. Pero justamente, en esta época donde todo se fusiona, debemos tener presente  las mentes más privilegiadas y sus enseñanzas.
Muy probablemente sepas que fue un genio rebelde, un adelantado a su tiempo como tantos de ellos. Y ese hecho no le facilitó la vida, al contrario. Pero es de esa obstinación por lograr sus metas que debemos aprender los emprendedores.

Por Eric Larsson

Siempre me ha fascinado las personas que van contra la corriente. Las personas que están tan convencidas de sus ideas, que aceptar un no sería impensable. Albert Einstein es uno de ellos. A continuación os dejo con 6 lecciones de la vida que me enseñó Albert Einstein:

1. Sigue tu curiosidad

“No tengo ningún talento especial. Solamente tengo una curiosidad pasional”
Hemos hablado sobre la importancia de este tema antes pero vale la pena repetir, y aún más si lo dice Einstein. Tu pasión debería ser tu profesión. Pregúntate a ti mismo que cosas te interesan. Para tener éxito deberías prestar mucha atención a las cosas que te da curiosidad.

2. La perseverancia no tiene precio

“No es que sea inteligente, es sólo que me quedo con el problema más tiempo.”
¿Tienes la paciencia para seguir tu rumbo aunque la vida te da golpes? O dejas un proyecto al momento cuando nubes negras aparecen en el horizonte?  Einstein sabía la importancia de nunca rendirse.

3. Enfócate en el presente

“Cualquier hombre que pueda conducir con toda seguridad mientras besa a una chica guapa, no está prestando suficientemente atención al beso.”
Puedes hacer cualquier cosa, pero no todas las cosas. Einstein entendió la importancia de estar “en el momento”. Entrégate al 100% a la tarea que tienes enfrente. Energía y atención enfocada es la diferencia entre el éxito y el fracaso.

4. Comete errores

“Una persona que nunca cometió un error, nunca probó algo nuevo.”
No tengas miedo al fracaso. Equivocarse no es fracasar, los errores pueden ser útiles si aprendes de ellos, te pueden hacer mejor, más inteligente y más rápido.

5. Crea valor

“Esfuérzate no para ser un éxito, mejor ser alguien que crea valor”
No pierdas el tiempo intentando ser un éxito. Mejor pasar tu tiempo creando valor. Si creas valor vas a atraer el éxito. En mi opinión es importante descubrir cuáles son los talentos y dones de uno y poner éstos a trabajar para el beneficio de otros.

6. El conocimiento viene de la experiencia

“La información no es conocimiento. La única fuente de conocimiento es la experiencia.”
Si hay algo que he aprendido después de más de 1200 días trabajando por mi cuenta es que las discusiones están bien pero no nada mejor que tener práctica real de algo. No hay manera mejor para adquirir nuevos conocimientos. Experiencia es el alfa y omega para aprender.
¿Qué te parece estas 6 lecciones, tienen sentido?

12 leyes poco conocidas sobre la felicidad (que cambiarán tu vida)


felicidad

“La felicidad depende de nosotros mismos.” – Aristóteles
Algunas personas parecen ser feliz en el exterior, pero luchan con ansiedad puerta adentro y no le dan mucha importancia a la cuestión de por qué.
Otros hacen grandes planes basados en lo que les dijeron que “deberían” hacer para ser felices: “Me voy a casar con un hombre bueno, vamos a comprar una casa, y vamos a tener tres hijos y una casa en los suburbios.”
Mientras ellos están ocupados haciendo lo que sea que los distraiga de la verdad (su verdad), son como una roca cayendo por una ladera: rebotan y reaccionan impulsivamente ante el entorno que los rodean, y meten la pata sin pensar en cosas como a dónde se dirigen.
Obtienen sus casas, a veces unas realmente grandes, y creen que ese es el significado de la vida. Y nunca se lo cuestionan hasta que se sienten vacíos por dentro, a menudo décadas más tarde. Sin embargo, sus ojos siguen mostrando la tristeza de la que se niegan a hablar, y tal vez sin siquiera saber que portan.
Así que… ¿Eres feliz?
Saber la respuesta a esta pregunta es importante. Vivir cada día de manera tal que haga posible la felicidad es un cambio de vida increíble.
Aquí tienes doce leyes básicas de felicidad que harán que la felicidad en tu vida se haga progresivamente realidad:

1. La integridad es la base de una vida feliz y significativa.

Gran parte del conflicto que surge todos los días en nuestras vidas existe simplemente porque no estamos viviendo alineados sinceramente con nuestros valores fundamentales; no estamos siendo fieles a nosotros mismos.
Donde sea que tu corazón esté – donde quiera que tu verdad esté – es ahí donde se encuentra tu razón para sonreír.

2. La felicidad depende de ser libres, y la libertad depende de ser valientes.

Tienes que estar dispuesto a tomar la oportunidad de lo que te haga feliz.
La única manera de encontrar la verdadera felicidad es siendo vulnerable de vez en cuando y correr el riesgo de ser destrozado por completo.

3. La felicidad es estar completo, y cada paso y experiencia es lo que te completa.

Sin las experiencias de la vida, serías una página en blanco, un diario en vacío, una letra no reconocida.
Lo que te hace estar VIVO es tu voluntad de vivir los desafíos de hoy, y mantener la cabeza bien alta mañana con esperanza y determinación.
Lo que te hace estar VIVO es tu voluntad de vivir los desafíos de hoy, y mantener la cabeza bien alta mañana con esperanza y determinación.

4. Una historia de vida feliz no significa una historia de vida fácil.

Lo mejor que puedes hacer es seguir tu corazón. Toma riesgos. No te limites a tomar decisiones seguras y fáciles sólo por temor a lo que podría suceder – si lo haces, nada nunca sucederá.
Debes trabajar duro para hacer tu vida tan hermosa como los sueños que bailan en tu imaginación, y al mismo tiempo respetar cada paso del camino.

5. La felicidad vive en todas las cosas pequeñas.

Saca lo obvio para poder ver lo significativo.
Re-descubre la sensibilidad de los ojos de tu infancia. Los ojos que veían la vida tal cual es; una hermosa recopilación de pequeñas vidas, cada una vivida en un momento instantáneo como un álbum de fotos familiar. Que veían la belleza en las flores, el arco iris y los animales salvajes. Que se maravillaron con las luciérnagas, las puestas de sol y las noches estrelladas. Que te permitieron soñar cada instante con los ojos bien abiertos.

6. La felicidad no es una posesión valiosa; es una cualidad del pensamiento, un estado de ánimo positivo en busca de significado.

La capacidad de encontrar belleza en las cosas más humildes hace a un hogar feliz, a una relación duradera, y a una vida preciosa.
Uno tiene que encontrar la atención plena para apreciar de verdad las cosas pequeñas mientras persigue las grandes.

7. El secreto de la felicidad diaria no es hacer siempre lo que a uno le gusta, sino en lograr amar lo que haces.

Esta presente con cada paso, haz tu mejor esfuerzo, y deja ir el resto.
Siempre, siempre, siempre hay alguna razón para estar agradecido y algo interesante que aprender a lo largo del camino.

8. No puedes ser feliz a menos que seas infeliz de vez en cuando también.

No puedes protegerte completamente de la tristeza sin blindarte también de la felicidad.
La luz necesita de la oscuridad para ser luz.

9. La felicidad es una mentalidad en evolución.

Vivir una vida feliz y positiva depende de tu capacidad para aceptar el hecho de que todo está en constante movimiento y avanzando, lejos de todo lo que existía antes.
No importa lo bueno o lo malo que sea este momento, cambiará. Eso es con lo único que puedes contar, una y otra vez.

10. La felicidad florece del desprendimiento.

La felicidad crece en proporción directa a la aceptación de uno mismo.
La felicidad crece en proporción directa a la aceptación de uno mismo.
La felicidad crece en proporción inversa a las expectativas de uno mismo.

11. Es imposible construir tu felicidad sobre la infelicidad de otros.

No tires abajo a los demás; levántalos.
Usa tu voz para la bondad, tus oídos para la compasión, tus manos para la caridad, tu mente para la aceptación, y tu corazón para el amor.

12. Eres incomparable, totalmente diferente a cualquier otra persona, y también lo son las cosas que desencadenan tu felicidad.

La comparación social nunca termina en un lugar sano y feliz. No tiene sentido compararte directamente con alguien que no seas tú, o preocuparte por ser juzgado por ser como eres.
Si sientes la necesidad de compararte con alguna otra persona, compárate con una versión anterior de ti mismo, y admira lo lejos que has llegado.
Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com