viernes, 4 de agosto de 2017

7 tips para fortalecer tu mente empresarial






  


mente


Puedes ser el efecto (sin poder) de tu negocio o actuar como la causa (con poder) del mismo.
Para dirigirte hacia el triunfo, debes hacer un análisis emocional para tener una mentalidad resistente al estrés, cambio e incertidumbAquí hay siete ecuaciones psicológicas que pueden ayudarte a fortalecer tu mentalidad empresarial.

1. Introspección + Observación = Conciencia emocional

Ser introspectivo significa ver hacia tu interior y examinar tus pensamientos y emociones. Observar es el acto de tomar una visión de ti mismo para saber qué hacer cuando alcances grandes niveles de éxito. Este tipo de auto análisis elimina la interferencia de las emociones inmaduras, las cuales hacen que caigas por miedo o por ser impulsivo o indeciso en el negocio.
El resulto de la auto conciencia es la admirable cualidad de ser capaz de pensar de forma independiente, lo cual te da el poder de depender exclusivamente de la observación de tu propio estado mental para triunfar. Con la auto-conciencia no te da miedo ser diferente, aceptas la singularidad de tu mente, la originalidad de tus ideas y tu habilidad para razonar a pesar del cambio, ya sea negativo o positivo.

2. Enfoque + Compromiso = Avance

El enfoque es medido de acuerdo con la habilidad de evitar las distracciones y hacer énfasis en lo que se necesita hacer en tu negocio para seguir avanzando. El compromiso es una medida del enfoque, ya que pone una acción importante detrás de tus metas elegidas sin dudar la intención.
El trabajo realizado deliberada, consciente e intencionalmente con mucho enfoque se suma en el resultado de saber cómo avanzar en el negocio. El avance es el resultado de estar consciente de cada decisión y movimiento hecho para alcanzar tus metas de forma calculada.

3. Honestidad + Profesionalismo = Buena reputación

La honestidad es una medida de integridad para hacer lo que dices que vas a hacer cuando lo dices y darle seguimiento a los retrasos o avances informando a todos. La información falsa no sirve, ya que destruye la integridad de la ecuación del negocio. El profesionalismo es la medida de la capacidad y habilidades en tus negociaciones con otros y la forma en la que ejecutas tu know-how de una forma confiable.
Con honestidad y profesionalismo desarrollas una buena reputación. Debido a que el boca en boca es todo en los negocios, no hay nada que pueda reemplazar una buena reputación. La gente exitosa entiende que la reputación tiene más valor para otros que su negocio actual. De esta forma, si las personas te respetan, seguro respetarán tu marca. Para ser exitoso debes aceptar la idea de que tú eres tu producto más importante.
Con honestidad y profesionalismo desarrollas una buena reputación

4. Gracia + Estrategia = Soluciones

La gracia es la medida de estar calmado en una situación estresante. Ese estado mental te ayuda a superar sin esfuerzo los problemas, obstáculos y negociaciones difíciles. La estrategia es una medida de cómo llegas esas alturas en tu negocio bajo la sombrilla de la incertidumbre.
Las estrategias inteligentes deben estar en sintonía con los patrones del comportamiento empresarial para obtener lo que quieras. La desesperación mata la estrategia y elimina las soluciones. Cuando tengas la mentalidad empresarial para acercarte a la incertidumbre con gracia y conocimientos de lo que se debe hacer para tocar suelo firme, tendrás éxito y soluciones como resultado.

5. Creencias + Acción = Intrepidez

Una buena mentalidad empresarial viene de creer en ti mismo, tu propósito y la dirección que persigue tu negocio. Una creencia firme es el gerente de los enemigos de la duda y el retraso. El único momento para retrasarse en los negocios es cuando se usa como estrategia para obtener una meta deseada y en ese caso el retraso se mide con la paciencia. Cuando el retraso viene de la duda, el éxito es veneno.
No hay resultados sin acción. Ésta puede ser resumida como el coraje de crear un movimiento medible hacia la meta. Es la expresión de tu creencia. Para que las acciones sean atrevidas, las creencias deben ser fuertes y determinantes. Esto es la intrepidez.
No hay resultados sin acción

6. Atención + Este momento = Atención plena

Para ser muy exitoso, pon toda tu atención a las situaciones y circunstancias laborales. Para ser la causa de tu éxito, dale atención a escuchar, observar y reunir la información pertinente antes de formar opiniones y tomar decisiones. Todas las partes de un negocio requieren de atención y, para ser muy bueno, no puedes dejar en el olvido una parte del negocio.
Este momento es el que tienes para maximizar. Para ser la causa de tu destino ten la mentalidad para entender que lo que pase ahora determinará lo que suceda mañana. Con gran atención al presente, creas un estado psicológico impermeable en contacto con todos los aspectos de tu negocio. Cuando estés completamente presente en éste, serás prácticamente imparable.

7. Habilidades de las personas + conocimiento = liderazgo

En su centro, los negocios tienen todo que ver con las relaciones. Para ser exitoso debes dominar el arte de crear tu propio camino mientras te abres a escuchar y desarrollar relaciones que sean mutuamente buenas y basadas en la integridad, todo al mismo tiempo. Además, para guiar a un equipo de manera efectiva debes ser alguien que otros quieran seguir.
Para tener una buena mentalidad empresarial, debes conocer muy bien tu campo. Nunca creas que ya conoces todo. Para que seas la causa de tu éxito, no existe un límite de conocimiento. La sabiduría es poder. Con eso te vuelves más inteligente y puedes identificar cosas nuevas en tu campo, te educas constantemente y vas a la delantera.
El conocimiento emparejado con ciertas habilidades te convierte en un gran líder. Esto te da la oportunidad de educar a todos los que estén a tu alrededor y de guiar a las personas que sean tus socios.
Fuente: entrepreneur

No hay comentarios:

Publicar un comentario